—Guaaaaaaau.

—Ohhhhhhh.

—Allí, allí.

—Mira eseeeee, mira eseeeee.

Estas serán las cuatro frases que salgan de tu boca cada dos minutos en tu ruta en coche por la Dordoña.

Esta región francesa está plagada de pueblos medievales preciosos (muchos de ellos aparecen en el famoso listado de los pueblos más bonitos de Francia), de cientos y cientos de castillos, de bosques y de grutas habitadas desde hace miles de años por el ser humano.

La Dordoña tiene un encanto único. Los franceses llaman a ese no sé qué “charme”, yo lo llamo magia.

Si me lees desde hace algún tiempo sabrás que me gusta trasladarte virtualmente al lugar sobre el que versa el artículo.

Hasta que se invente la máquina tele transportadora de partículas o el señor Google sea capaz de generar olores, las únicas herramientas de las que dispongo son las palabras y los sonidos.

Si es la primera vez que caes por aquí tienes dos opciones:

  • Venirte conmigo de paseo virtual por la Dordoña y el Périgord a través de las palabras.
  • Saltar a la info práctica un poco más abajo.

Te recomiendo la primera.

Leer esta introducción es como probar una cucharadita de helado antes de pedirte uno. Sabrás a la perfección a “qué sabe” esta región francesa antes de visitarla y si te va a gustar o no (aunque te adelanto que vas a caer rendida).

Antes de seguir, dale al play.

  • ZAZ - La vie en rose
    00:00

El sol de primavera aparece por el este, golpeando contra el cristal de la habitación. Los rayos traspasan la contraventana entreabierta y calientan tu rostro.

—Ummmm. Ojalá fuesen así todos los despertares—, piensas.

Te levantas de un salto y caminas hacia la ventana, restregándote todavía el ojo derecho con las yemas de los dedos.

La vista que tienes ante ti es casi irreal.

Vuelves a frotarte los ojos para asegurarte que estás despierta y no se trata de un sueño.

El cauce del río serpentea como una culebra formando meandros a su paso. Ambas orillas están salpicadas de sauces llorones, colocados casi a posta para que la postal sea perfecta.

El agua del Dordoña corre tranquila, con un movimiento casi imperceptible, reflejando cada forma como si de un espejo se tratase.

dordoña lugares de interés | Rojo Cangrejo Blog de Viajes

Alzas un poco la mirada y te topas con él.

—Guauuu, tiene una silueta de cuento—, piensas para tus adentros.

dordoña perigord parques y jardines | Rojo Cangrejo Blog de Viajes

Tras un rato embobada, te das cuenta que estás sonriendo. Has recordado una de aquellas partidas familiares de Pictionary en la que tenías que dibujar un castillo.

—¡Ayy si hubiese tenido este modelo delante… ¡ganaba fijo!—, murmuras.

El perfil de la torre del homenaje se refleja sobre el agua, al igual que los sauces. Al fondo, el verde de los prados y de las copas de los bosques de hayas lo inunda todo.

Inspiras profundo, como si quisieras arrastrar toda esa naturaleza en estado puro a los más profundo de tus pulmones.

—Sniffffffff.

Huele a primavera, huele al polen de esos racimos de flores moradas que se descuelgan por las fachadas y…

qué ver y hacer en Dordoña Francia| Rojo Cangrejo Blog de Viajes

Espera, espera.

—Sniffff—, inspiras de nuevo.

—¡Huele a café y croissants recién hechos! Esto… esto es charme del bueno.

Hola de nuevo. ¿Qué tal el viaje?

Aparte de tener una necesidad imperiosa de tomarte un café y tres croissants con bien de chocolate (menos mal que no te he metido un cordero al chilindrón en la cabeza), estoy segura que necesitas seguir leyendo para saberlo todo sobre esta zona de Francia.

La mente es poderosa y esa imagen de Dordoña que acabas de recrear no se te borra ni con agua hirviendo.

Esta es solo una pincelada de lo que te espera en la tierra de los 1001 castillos. Para profundizar más… ¡sigue leyendo!

01—

¿Dónde está la región de Dordoña-Périgord?

La Dordoña es un departamento de la región de Nueva Aquitania. Osease, una provincia dentro de una comunidad autónoma.

Antiguamente, a este trozo de Francia se le conocía con el nombre de Périgord, por eso puede que hayas escuchado hablar más del Périgord que de Dordoña. El antiguo Périgord, hoy está repartido entre los departamentos (provincias) de Dordoña, Lot y Garona.

—Y… ¿por qué le cambiaron el nombre? Te preguntarás.

—¡Con lo cuqui y franchute que suena Périgord!

Pues bien, el Dordoña (entre otros afluentes) es el río que recorre esta región y de ahí viene su actual nomenclatura.

Para rizar el rizo, y de cara al turismo, la comarca de Dordoña-Périgord se divide en cuatro zonas más.

Sí, lo sé. Esto parece una matrioska pero tranqui, es fácil de entender.  Las comarcas turísticas las han dividido por coloritos, como una clase para niños de 3 años y son:

  • Périgord verde. El nombre le viene por los bosques de robles.
  • Périgord blanco. Su nombre deriva del suelo calcáreo característico de esta zona.
  • Périgord negro. Se le puso este nombre por el tono de los bosques que pueblan el lugar, así como por el color de las trufas.
  • Périgord púrpura. Se llama así porque es la zona en la que más viñedos hay y el color púrpura recuerda al color del vino.

Vale, muy bien. Entendido el tema del nombre y de las divisiones, querrás saber dónde coñe cae esta zona de Francia en el mapa.

Exactamente aquí, en el suroeste de Francia.

dordoña francia mapa
02—

¿Cómo llegar a Dordoña-Périgord?

Las tres opciones más habituales son:

En caso de llegar en avión o autobús a Burdeos, es INDISPENSABLE, que alquiles un coche (aquí puedes comparar precios de varias compañías). No es un viaje para moverte en bus ni de coña ya que hay cientos de castillos, pueblitos y cosas para ver a las que no llegan los autobuses.

Sí o sí necesitas coche.

Por cierto, vas a alucinar con los carretiles por los que te envía Google para llegar de un punto a otro… aunque pienses que le ha dado un siroco, hazle caso.

región de dordoña | Rojo Cangrejo Blog de Viajes
03—

¿Dónde alojarse en Dordoña?

Lo mejor es alojarte en una casa típica de la zona, vas a prendarte de todas y cada una de ellas. Te aseguro que sentirás esto mil veces durante tus vacaciones:

—Pero, pero… ¡qué casas, las quiero todas!

Hay cientos y cientos de alojamientos con encanto en el Périgord, yo te recomiendo muy, muy mucho el que nos alojamos nosotros.

Se llama Maison d’hôtes Béchanou y está al lado de Plazac, un mini pueblo muy mono en el que tienes un súper de productos ecológicos (por si necesitas comprar algo).

Se trata de una casa “de pueblo” típica en mitad de la naturaleza (tan en mitad de la naturaleza que el último tramo de acceso es camino de piedras pero tranqui,  solo son 100 metros).

Puedes alojarte en la casa principal o en otra casona aledaña. La casa y el entorno es espectacular y además, si vas en verano, puedes ponerte a remojo en la piscina tras un “duro” día de piscina.

La recomiendo al 300%.

hoteles en dordoña | Rojo Cangrejo Blog de Viajes
dormir en perigord noir | Rojo Cangrejo Blog de Viajes
04—

¿Qué ver y hacer en Dordoña?

La Dordoña está llenita de tesoros y lugares de interés. Para mí, esta zona de Francia ha sido una graaaaaan sorpresa. Vamos, que ya estoy deseando volver en otoño de nuevo.

Seguramente, igual que me pasó a mí preparando el viaje, quieras encontrar un listado tipo chuleta con los imprescindibles. Aquí te la dejo, dividida por bloques:

Pueblos bonitos con encanto

  • La Roque Gageac. Uno de los pueblos más bonitos de Francia y más bonitos del Périgord. Tan solo tiene una calle con casitas típicas bajo una gran roca pero la combinación es brutal. En la orilla del río, puedes alquilar un kayak y disfrutar de todas estas maravillas desde otro punto de vista.

pueblos medievales más bonitos de francia | Rojo Cangrejo Blog de Viajes
  • Saint-León-sur-Vézère. Otro de los “pueblos más bonitos de Francia”. Es muy pequeño (lo ves en 20 minutos) pero merece la pena sentarte en una terracita que hay junto a la orilla del río Vézère y simplemente relajarte. La estampa del río con los sauces llorones me traslado a esos cuadros impresionistas de Monet o Cézanne o como dirían los franceses, un momento de mucho “charme”.

ranking pueblos más bonitos de francia | Rojo Cangrejo Blog de Viajes
  • Beynac et Cazenac. Seguimos para bingo, este pueblo también está en el famoso listado.  Puedes dejar el coche en un parking público que hay en la parte baja (pagando, claro) y subir hasta la punta a patita. Vas a llegar con la lengua fuera pero las vistas son la leche.

pueblos con encanto del Périgord | Rojo Cangrejo Blog de Viajes
  • Sarlat-la-Canéda. El pueblo de los pueblos con encanto y por ende, uno de los pueblos más bonitos de Francia. En un blog comentaban que era mejor visitarlo el sábado por la mañana ya que se celebra el mercado semanal pero, aparte de una plaza con algún puesto de productos típicos, el resto de puestos están llenitos de las mierdas varias que puedes encontrar en todo mercadillo de pueblo. Por ello, te recomiendo que lo visites cualquier otro día ya que podrás disfrutarlo más tranquilamente. Alojarse en Sarlat también es una opción fetén, puedes echar una ojeada a los hoteles de Sarlat-la-Canéda aquí.

dordoña francia qué ver | Rojo Cangrejo Blog de Viajes
qué ver cerca de Sarlat-la-Canéda | Rojo Cangrejo Blog de Viajes
  • Domme. Suma y sigue, otro para la lista. No tuvimos tiempo de conocerlo pero me lo dejo en el tintero para la próxima.
  • Gentes. No paramos por tiempo pero tan solo cruzarlo en coche te deja con la boca abierta como un buzón. Es muy pequeñito.
  • Montignac. Fui nuestro primer contacto con el Périgord. Es un pueblo muy mono y mucho menos turístico que el resto.
  • Périgueux. Como bien deja claro su nombre, es la capital de la comarca del Périgord. Al igual que el resto, es una monada medieval en la que quedarse a vivir de por vida.
  • Limeuil. Otro de los que en su haber tiene el prestigioso título de pueblo más bonito.
  • Rocamadour. Es una especie de Lourdes o Covadonga con un santuario en lo alto de una roca y una callejita medieval preciosa.

santuario de Rocamadour Francia | Rojo Cangrejo Blog de Viajes

Castillos

En Dordoña tienen palacetes para dar y regalar, por algo llaman a esta zona la región de los 1001 castillos. Si eres amante de las piedras y de la historia, no te va a dar la vida para todo. Te dejo un listado de los más conocidos pero te adelanto que vas a tener síndrome de “lo quiero ver todo”.

  • Château de Monbazillac
  • Château de Bridoire
  • Château de Castelnaud
  • Puyguilhem
  • Château de Puymartin
  • Château de Beynac. Se localiza en lo alto del pueblo Beynac et Cazenac y merece mucho la pena pagar la entrada para visitarlo. Las vistas desde el punto más alto del castillo son para mear y no echar gota (dan un vértigo que no veas).

castillo de Beynac Francia | Rojo Cangrejo Blog de Viajes

Cuevas

El Périgord está agujereado como un queso gruyer. Allá donde pises, allí encontrarás una cueva.

Si eres una apasionada de la historia vas a disfrutar como una enana ya que varios de los grandes “santuarios pictóricos” del Paleolítico se localizan en la Dordoña. De hecho, el Périgord, junto con la cornisa Cantábrica, son los lugares con mayor concentración de arte prehistórico de todo Europa.

Si los dibujos de mamuts te la traen al pairo y prefieres adentrarte en grutas llenas de estalactitas y estalagmitas también estás de suerte, ¡hay cientos!

Entre las más conocidas están:

  • Lascaux (cueva con arte rupestre). Fue descubierta en plena guerra Mundial por tres chavales, un clásico. La sala de los toros es una de las obras maestras del arte prehistórico (junto al techo de los bisontes de Altamira y el panel de los leones de Chauvet). Al igual que ocurre en Altamira, no se puede entrar a las cuevas originales ya que la gran afluencia de turismo las puso en riesgo. Te tendrás que conformar con visitar una reproducción a tamaño natural pero no por ello menos impresionante. Es la única que permite hacer reservas con antelación.
  • La gruta de Rouffignac (cueva con arte rupestre). Es mucho menos turística que Lascaux y por ende con más encanto. Aquí sí podrás contemplar las pinturas con tus propios ojos. Tan solo hay una visita guiada a la mañana y otra al mediodía. Por cierto, no merece la pena coger la guía que te ofrecen en castellano, son 4 párrafos de nada que aportan poco. La visita guiada es en francés y consiste en montarse en un trenecito que te lleva por la oscuridad de la gruta mientras el guía-conductor del tren va explicando las pinturas iluminándolas tenuemente con una linterna. Si te gusta el arte prehistórico (como a mí) te encantará pero si no te tira mucho y no entiendes ni papa de francés, no te lo recomiendo ya que no te enterarás de nada.
  • Font-de-Gaume (cueva con arte rupestre). En su interior encontrarás algo único, esta gruta alberga los últimos bisontes policromados que se pueden contemplar en Europa.
  • Cueva de Padirac. Está a 8 km de Rocamadour y los que la han visitado hablan maravillas. Yo no pude verla por lo que no tengo opinión posible pero entre sus tesoros están una sima de 70 metros de profundidad, una estalactita de 60 m de altura, un río subterráneo, una bóveda de 94 m… Vamos, que tiene muy buena pinta. Eso sí, reserva con antelación o no verás nada de nada.
  • La Roque Saint-Christophe. No es una cueva en sí sino una pared de roca enorme de 1 km de longitud y 60 metros de altura. La “roquita” contiene multitud de cavidades que han sido utilizadas por el hombre desde la prehistoria. La visita reproduce la forma de vida de aquellos hombres en este acantilado a lo largo de 55.000 años. Lo mejor sin duda son las vistas del valle que podrás disfrutar desde esa altura, unas vistas que te harán sentirte un hombre de Cromagnon oteando el horizonte en busca de nuevas presas.

cuevas prehistóricas Périgord | Rojo Cangrejo Blog de Viajes
05—

Gastronomía del Périgord, ¿qué comer?

Aparte de un paisaje espectacular, en Dordoña se come bien, muy bien, vamos que todo está “puturrú de foie”. Entre sus especialidades destacan tres productos: el pato y sus derivados, la trufa y las nueces.

En cualquiera de las carreteras que transites encontrarás doscientas mil granjas en las que puedes comprar algún producto típico, sobre todo foie.

Consejo: puedes hacer acopio de productos en cualquier supermercado.

06—

Clima en Dordoña, ¿cuándo ir?

Las dos frases que llegarán a tu mente al contemplar los tejados del Périgord serán:

—Dios mío qué maravilla.

—Aquí tiene que nevar como si no hubiese un mañana.

Es una zona bastante lluviosa, sobretodo a finales de otoño y, cómo no, en invierno pero nieve… nanai de la China.

La mejor época para visitar Dordoña es finales de primavera, verano y comienzos de otoño. En primavera (yo estuve en abril y tuve mucha suerte con el clima) el paisaje estaba precioso con toda la vegetación en flor pero el otoño tiene que ser la pera con los bosques en tonos rojizos.

07—

Ruta de 5 días: recorrido

Ahora llega la madre del cordero, cómo organizar una ruta para ver lo máximo en el menor tiempo posible y disfrutarlo sin morir en el intento.

Antes de seguir quiero hacer un inciso.

Últimamente se están extendiendo mucho los viajes “fast travel” en los que todo parece una carrera para llegar al lugar, hacerse la foto, subirla a Instagram y salir corriendo hacia el siguiente destino.

Como has leído anteriormente, varios de los lugares “imprescindibles” de los que te he hecho una chuleta-listado, no pude visitarlos.

Es imposible verlo todo y disfrutar al mismo tiempo, por ello, prepara una ruta flexible y si estás en un lugar la mar de a gusto… ¡quédate más tiempo, esos momentos son los mejores!

Dicho esto, te dejo la ruta que realicé en mi viaje, y un poquito más abajo, un plano con los lugares más chulos

  • Día 1. Llegada a Béchanou y tarde en Montignac.
  • Día 2. Rocamadour y La Roque Gageac
  • Día 3. La Roque Saint-Christophe –> Sarlat –> Beynac et Cazenac
  • Día 4. La gruta de Rouffignac –> Saint-León-sur-Vézère
  • Día 5. Regreso con parada en la duna de Pyla. Es la duna más grande de Europa, una maravilla situada al lado de Arcachon en la zona de las Landas.

ruta Périgord negro | Rojo Cangrejo Blog de Viajes

Después de esta chapa de casi 3000 palabras, espero que hayas puesto Dordoña en tu punto de mira para una futura escapada. Vas a regresar enamorada, te lo aseguro.

Ojo, algo que NUNCA te puede faltar si viajas por libre es un seguro de viaje (sí, aunque viajes por Europa).

Yo también he viajado en el pasado a lo loco pensando que nunca me iba a ocurrir nada pero… “al que anda le pasa”. Esto es como las vacunas, por favor, coge un seguro, el que más rabia te de pero lleva siempre uno. Si lo reservas desde aquí, te llevas un 5% de descuento por ser lector de este blog.

¿Qué te ha parecido el artículo?
¡Déjame una puntuación como en los baños de Barajas!


5 de 5.0 (1)

Responder a Lluis Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios:

8 comentarios en “Qué ver en una ruta de 5 días por Dordoña y Périgord


14 de julio de 2019

Tinc pensat anar a la Dordonya aquest estiu.Gracies pels teus consells….a veure com va…

    15 de julio de 2019

    Hola Lluis

    A mí me encantó la zona. Espero que disfrutes mucho por allí.
    Un abrazo

4 de junio de 2019

Excelente blog muy glamoroso y dinámico… estaba buscando data para mi viaja a costa da morte en agosto y me leí esto!! Será en uno futuro no muy lejano. Gracias!!

    7 de junio de 2019

    Hola Adriana

    Ohhhhhh, mil gracias. Espero que puedas visitar pronto Dordoña, yo volví enamorada de esta zona de Francia.

    Un abrazooo

24 de mayo de 2019

Hola,

estaba preparando las vacaciones de mi familia por la costa azul, cuándo descubrí tu web, así que hice un ajuste de días en Antibes para reservar 3 noches en Brive la Gaillarde y descubrir la Dordoña. Me dejaste enganchada a tu web…

un saludo desde Pontevedra

    3 de junio de 2019

    Hola Angélica

    Ayyy cómo me alegro, qué ilusión. Mil gracias por tus palabras.

    Dordoña ha sido todo un descubrimiento para mí, me ha parecido precioso. Cuéntame qué tal a la vuelta, ¿vale?

    Un abrazo muy grande.

    Marta

13 de mayo de 2019

Tengo pendiente esta ruta desde hace tiempo, pero gracias a todo lo que comentas creo que me voy a animar a visitarlo en breve. Genial la información que compartes, facilita mucho la preparación del viaje!

    19 de mayo de 2019

    ¡Hola!

    Muchísimas gracias, me hace mucha ilusión leer un comentario tan guay.

    En serio, vete. Es muy, muy, muy chulo.

    Cuando vuelvas… ¡cuéntame qué tal ehhh!

    Un abrazo