¿Por qué tu madre tiene razón sobre viajar en crucero por el Mediterráneo?

| Rojo Cangrejo blog de viajes

Y de repente te ves en ese momento y te sientes rara. No sabrías explicar qué te pasa por las tripas pero es una mezcla entre emoción y resquemor.

Acabas de darle al botón de reservar en internet o al de aceptar en el datáfono de la agencia de viajes.

Ya es un hecho, una verdad como un templo: te vas de crucero por el Mediterráneo.

Tú, sí tú. La misma que gritaba por todo lo alto en mitad de la oficina:

— ¿Que María y Javier se van de crucero en sus vacaciones? ¡Ni loca, eso es para viejos!—

Tú, sí tú. La misma que puso cara de limón agrio cuando tu madre anunció a bombo y platillo que se iba con tu padre a revivir Vacaciones en el mar por el Mediterráneo. Un anuncio al que no tardaste ni medio segundo en responder:

— ¿De crucero mamá? Bufffff, bueno… habrá gente de vuestra edad.—

Y ahí estás ahora. Con dos reservas recién compradas para viajar por el Mediterráneo a bordo de un barco en el que vive más gente que en tu pueblo.

Una vez más negaste a tu madre y una vez más has hecho lo mismo pero tranquila, tu madre tiene razón, viajar en un crucero será una experiencia que no olvidarás en la vida.

¿Por qué? ¿Quieres saber qué se siente viajando en un crucero? ¿Qué emocionó a tu madre para convertirla en una fan number 1 de este tipo de viaje?

Ponte en situación:

Abres los ojos y los rayos de sol te deslumbran de tal manera que tardas un ratito en conseguir distinguir algo. Tras unos segundos de visión borrosa, contemplas el mar. Esa planicie de la naturaleza que relaja tan solo mirarla… ayyy, ¡cómo te gustaría despertar con esas vistas todos los días de tu vida!

Has dormido como un bebé gracias al ligero balanceo del barco que te remonta a esa etapa de tu vida en la que lo más importante era comer y dormir, comer y dormir.

—Toc, toc.— Llaman a la puerta.

Abres y un señor con sonrisa de oreja a oreja aparece con una bandeja llena de fruta, café y bollitos. ¿Desde cuando no te llevaban el desayuno a la cama? Prefieres no pensarlo.

Te diriges al balcón con la bandeja. Deslizas la puerta corredera y…

Snifffff.

Inspiras, inspiras muy fuerte.

Ese momento no se paga con dinero. La brisa con olor a sal, a mar, a libertad, acaricia tu rostro.

Dejas la bandeja en la mesita y te dispones a disfrutar de uno de los mejores desayunos de tu vida…¡y con Mykonos como telón de fondo!

| Rojo Cangrejo blog de viajes

Y así cada día.

Y así durante una semana.

Y así pero cambiando el telón de fondo por Santorini, Atenas, Dubrovnik, Venecia, Roma, Marsella, Niza, Malta o Palermo.

Como decía George Clooney: What else?

No necesitas más para ser feliz.

Ésta es sólo una de las razones que volvieron loca a tu madre y te va a volver loca a ti.

No te voy a desvelar todas para que las descubras por ti misma en el crucero pero te dejo un listado de momentos top que no puedes perderte:

  • La salida del barco de cada puerto con esta banda sonora (si viajas con MSC Cruceros).
  • Los paseos en cubierta al anochecer sintiendo la inmensidad del silencio.
  • Las fiestas diarias post-cena en la que todo el mundo, y digo TODO el mundo, deja la vergüenza en su casa y se lía a bailar como si fuese gogó.
  • El momentazo de ir descubriendo salones y salones y teatros y bares y piscinas hasta que llega un momento en el que piensas que Mary Poppins no era nadie.
  • Las charlas con personas de todas las partes del mundo. Volverás con una agenda más pintoresca que un embajador de la ONU.
  • Las puestas de sol sobre el mar que te dejan sin palabras, literal.
  • Sentir que te has metido de lleno en una máquina del tiempo y amanecer cada día con un destino nuevo por conocer.
  • La sensación de desconexión que sientes cuando te das cuenta de cuánto puedes disfrutar alejándote un poco del barullo de las redes sociales e internet. Tranqui, si eres un yonki social, te hablo sobre el tema de internet y los barcos más adelante.
  • Quedarte en blanco mirando al mar sin hacer NADA. Bueno, añade a la postal un piscolabis/gin tonic/cervecita o café.

Bueno, después de esta intro, espero que tus remordimientos por haber elegido unas vacaciones de crucero por el Mediterráneo, se hayan esfumado.

Ahora viene la parte con chicha, el manual + consejos para aprovechar tus días de relax en el barco al máximo.

que_crucero_elegir_por_el_mediterraneo

El manual de tus sueños para viajar en crucero y no cagarla

flecha ¿Qué crucero elegir por el Mediterráneo?

Si todavía estás en el momento de elegir crucero, seguro que tienes la cabeza como un bombo con tantas rutas, compañías y “la Biblia en verso”.

Así a groso modo, tienes dos opciones:

  • Mediterráneo Occidental: Barcelona, Roma, Niza, Marsella, Sicilia. Depende de la compañía paran en unos destinos u otros pero la mayoría son parecidos.
  • Mediterráneo Oriental: islas griegas, Atenas, Croacia, Venecia, etc.

El crucero que realizamos nosotras recorría la zona oriental y sin duda es el que recomiendo. Me parece que los lugares en los que para son más adecuados para visitar en poco tiempo que otros como Roma, por ejemplo.

Lo que ocurre es que los barcos suelen ser “mejores” en las rutas occidentales que en las orientales.

Hacen una especie de balanza para compensar entre ruta y barco. Aún así, tranqui, los barcos que recorren la parte oriental también son la pera limonera. No te agobies pensando que te llevan en zodiac.

Sobre la compañía, solo te puedo hablar de la que conozco en mis carnes: MSC Cruceros, y mi experiencia es muy buena. Tanto el barco como las instalaciones, espectáculos y personal fueron increíbles.

propinas en cruceros msc | Rojo Cangrejo blog de viajes

flecha¿Qué llevar a un crucero por el Mediterráneo?

Tranqui, no necesitas ropa como para vestir a toda la población del mundo.

Lo más importante es llevar ropa cómoda para visitar las ciudades, una chaquetita para las noches, crema solar, gafas y bañadores. Vamos… lo normal.

Cada noche en el barco es diferente y siempre hay una fiesta temática: la noche Mediterránea, la noche en blanco, la cena de gala del capitán… En estas fiestas hay de “tó”, desde gente que va vestida como si fuese a la boda del Sha de Persia, hasta otros que más bien aparentan ir a recoger aceituna.

Esto ya va al gusto del consumidor.  Si te gusta sacar los trapitos aunque sea una vez al año, llévatelos, si no… no.

La única cosa que NO necesitas llevar son toallas. En tu camarote tendrás unas para la ducha, otras para la piscina y un albornoz.

flecha ¿Cuando hacer un crucero por el Mediterráneo?

Como te puedes imaginar, la mejor época para hacer un crucero por el Mediterráneo es cuando hace bueno, osease, de mayo a finales de septiembre. Estas fechas coinciden con la temporada alta y los precios por lo tanto serán más elevados.

Si quieren ahorrarte unos dinericos, te aconsejo que viajes en octubre ya que los precios son más baratos y el clima es perfecto para patear las ciudades y no morir de deshidratación.

flecha ¿Qué documentación necesito antes de embarcar?

Te recomiendo que lleves copias impresas, y también te las guardes en la nube (Google Drive, por ejemplo), de todos los documentos importantes: dni, pasaporte, número de teléfono de la agencia de viajes si has reservado por ahí, número de teléfono del seguro de viaje, documentación que te haya enviado la naviera, etc.

Cuando llegas al puerto de embarque debes dejar todas tus maletas (menos las de mano) etiquetadas correctamente con las etiquetas que te dan para ello. Te entregarán una tarjeta identificativa con la que abrirás la puerta del camarote y “pagarás” los extras que quieras: bebidas, restaurantes, excursiones…

Ojo, llévala siempre a buen recaudo por deberás presentarla cada vez que salgas del barco y vuelvas a embarcar.

El último día se hace el check out y todos los cargos asociados a esa tarjeta se cargan en tu cuenta.

Diario_de_viaje

flecha¿Cómo es el día a día en el crucero?

La vida a bordo ya te la puedes imaginar… abres los ojos cada día con un paisaje diferente, desayunas, desembarcas para conocer el destino, vuelves a embarcar, te tuneas para ver algún espectáculo, o darte un masaje, o tomar el sol, o ponerte fino a daiquiris, o bañarte en la piscina, o visitar el spa, o hacer un poco de deporte en el gym,o ver una peli en el cine, o… o todo lo que te puedas imaginar.

El barco es una ciudad repleta de actividades.

El 1º día estarás más perdido que un pulpo en un garaje y te sentirás metido en un laberinto. Seguramente te pierdas 200 veces para encontrar tu camarote o el restaurante para ir a desayunar pero la sensación de tener mil cosas por descubrir mola mucho.

Lo más coñazo son los simulacros de emergencia. Es obligatorio que lo realices el 1º día y la opción de hacerse el “longuis” no funciona.

De nada te valdrán las excusas del tipo:

-“Ah, no he enterado, estaría en el baño…”-

Ellos saben perfectamente (gracias a la tarjeta identificativa), quiénes han asistido y quienes NO por lo que te dejarán un papelito en el camarote para que realices el próximo.

En cada puerto sube y baja gente por lo que, cada día que atraque, habrá un simulacro de emergencia para los nuevos y los NO nuevos que han hecho “pira” el día que les tocaba.

MSC Poesía | Rojo Cangrejo blog de viajes

flecha ¿Hay internet en el barco?

Tu tarifa habitual de internet solo funcionará cuando estés atracado en el puerto o mientras visites la ciudad que toque ese día. Ojo que esto ocurre SOLO en Europa y con los países que pertenecen a la CEE, por ejemplo, si el barco atraca en Albania, olvídate de navegar por internet con tu tarifa de datos cuando estés visitando alguno de sus pueblos.

Cada vez que el barco abandona un puerto tienes que desactivar los datos móviles si no quieres liarla parda con la factura.

En altamar no tendrás cobertura ni internet a no ser que contrates un paquete de datos.

Todas las compañías navieras los ofrecen así que, si no aguantas más de 5 minutos sin conectarte al Whatsapp, no te preocupes, podrás hacerlo a cambio de unos cuantos euros. Eso sí, el mega a precio de angula.

flecha ¿Voy a notar que el barco se mueve?

Depende.

¿De qué depende?

De según qué mar tengas todo depeeeeendeeeeee.

Hay días que no y días que sí.

Te recomiendo que lleves pastillas para el mareo CON CAFEÍNA para evitar querer echarlo todo por la borda.

¿Por qué con cafeína?

Porque las pastillas para el mareo dan muuuuuuucho sueño, pero mucho, mucho, mucho.

msc cruceros mediterráneo | Rojo Cangrejo blog de viajes

flecha ¿Cuál es la diferencia entre un tipo de camarote y otro?

Las vistas.

Todas las habitaciones son pequeñas, incluso las más caras, ya que el espacio en el barco está aprovechado al milímetro.

Los camarotes interiores no tienen ventana y, si eres un poco claustrofóbico, no te los recomiendo.

Los siguientes en categoría son los que tienen ventana con forma de ojo de buey. Este tipo de ventanas no pueden abrirse así que tendrás que salir a cubierta si quieres sentir la brisa en la cara.

Te recomiendo, en la medida de tus posibilidades, que reserves camarote con balcón. Sí, obviamente es más caro pero tomarte un café en pijama con el pelo al viento no tiene precio.

El escalafón más alto de tipos de camarote lo ocupan las habitaciones suite con bañera de hidromasaje y la pera limonera pero eso… es otro cantar.

Camarote con balcón | Rojo Cangrejo blog de viajes

flecha ¿Cómo sé qué actividades se van a realizar cada día a bordo?

Cada día al atardecer encontrarás en tu camarote el “diario de a bordo”, un resumen de todas las actuaciones, eventos, puerto en el que se va a desembarcar, excursiones, horarios y clima del día siguiente.

Una de las cosas en las que más te tienes que fijar de ese diario es el cambio de hora ya que va variando de unos países a otros.

Si sueles utilizar el móvil como despertador, te recomiendo que cada noche llames a recepción para solicitar la función de “despertador”.

¿Por qué?

Porque aunque compres algún paquete de datos, internet en alta mar “perla” bastante y la hora del móvil no se actualiza bien. Otra opción es llevarte un mini despertador de los de toda la vida en la maleta para quedarte más tranquila.

qué llevar a un crucero

Ejemplo del diario de a bordo que encontrarás cada noche en tu camarote.

flecha ¿Es obligatorio contratar las excursiones que ofrece la naviera?

No.

En cada puerto puedes embarcar y desembarcar las veces que quieras sin necesidad de contratar ninguna excursión.

Tienes tres posibilidades para descubrir el destino:

  • Contratar la excursión que te oferta la naviera. Si prefieres hacerlo de esta forma, resérvalas el 1º día para no quedarte sin plazas.
  • Contratar excursiones y visitas con empresas locales cuando desembarques.
  • Recorrer la ciudad a tu aire.

Si optas por la segunda o tercera opción… OJO con la hora de embarque. Debes estar a bordo entre media y una horas antes de que el barco zarpe.

El crucero no espera a nadie, si llegas tarde la lías parda.

cruceros Mediterráneo todo incluido | Rojo Cangrejo blog de viajes

flecha ¿Cuál es el idioma oficial a bordo?

Depende de la naviera.

  • Si viajas con Pullmantur el idioma oficial a bordo es el castellano.
  • Si viajas con MSC Cruceros o Costa Cruceros, el idioma oficial es el italiano.
  • Si viajas con Royal Caribbean, Carnival, NCL o Celebrity Cruises es el inglés.

Si reservas tu viaje con B the travel brand y MSC Cruceros, en todos los barcos del Mediterráneo, tendrás un asesor a bordo que habla castellano perfectamente y resolverá cualquier duda que tengas.

Nosotras tuvimos como asesor a Antonino, un AMOR de persona que nos ayudó como nadie. Si tienes la suerte de cruzarte con él en tu viaje por el Mediterráneo… ¡dale mil besos de mi parte!

flecha ¿Qué es un día de navegación?

Es un día en el que el barco, como bien dice la palabra, navega.

Si ahora mismo estás pensando en:

– “Oh Dios mío, ¿qué hago un día entero sin salir del barco?”-

Tranquila, no te vas a aburrir ni medio segundo.

Vacaciones en crucero MSC | Rojo Cangrejo blog de viajes

Elena Furiase y una servidora sufriendo a mares durante un día de navegación en el spa del MSC Poesía.

Foto: Viajeras con B

flecha ¿Cómo pagar a bordo del barco?

No hace falta que lleves dinero en efectivo para pagar nada en el barco, tan solo para aquello que quieras comprarte en tierra.

En el barco el dinero no existe. Todo se carga en tu tarjeta identificativa con la que abres el camarote y sube y bajas del barco. Esa tarjeta identificativa está asociada a una tarjeta de crédito que deberás facilitar en el embarque.

Cada vez que “compres” algo con esa tarjeta o pulsera, debes firmar un recibo que autoriza el cargo. Vamos, como cuando pagas con una tarjeta normal.

La noche antes de desembarcar, recibirás en tu camarote un informe con todos los gastos que hayas realizado durante el crucero.

Qué ropa llevar a un crucero | Rojo Cangrejo blog de viajes

flecha ¿Hay que pagar propinas en un crucero?

Generalmente sí.

Depende de la naviera pueden ser:

  • Prepagadas (las apoquinas con la reserva del crucero).
  • En mano.

flecha ¿Cómo funciona el tema de las comidas y cenas?

Los desayunos y comidas son tipo buffet y algunos de ellos están abiertos los 24 horas del día. Vamos, que hambre no vas a pasar. Si tienes un paquete Premium puede elegir la opción de desayunar en el camarote.

Te recomiendo que el 1º día, tras el embarque, NO VAYAS AL BUFFET.

¿Por qué?

Porque es lo que hace todo el mundo y la marabunta de gente hambrienta puede acabar contigo. Será imposible conseguir meter el tenedor para coger una pata de pollo y sacará tus instintos más asesinos.

Las cenas son un momento especial en todos los cruceros. Normalmente funcionan a la carta (incluido en el precio que pagaste) y tienen lugar en otro restaurante más elegantoso que el buffet.

Si alguno de los días quieres probar otra cosa, puedes acudir a cualquiera de los restantes de pago que, en general, son de mejor calidad.

Qué se come en un crucero | Rojo Cangrejo blog de viajes

flecha ¿Qué significa el turno de cena?

En la mayoría de cruceros suele haber dos turnos de cena, entre las 7 y las 9, dentro del restaurante elegantoso del que hemos hablado antes.

Las mesas están preasignadas y son de 8,4 y 2 comensales.

Si no estás contento con la mesa asignada puedes ir a comentárselo al jefe del restaurante el 1º día y, según las posibilidades, te harán o no el cambio.

Si reservas el crucero por agencia no tienes que hacer nada porque todos los viajes incluyen seguro pero en caso de reservarlo por tu cuenta, contrata siempre un seguro de viaje.

Puedes echar un ojo a los seguros específicos para cruceros que ofrece Intermundial y llevarte un 10% de descuento.

Y con esto y un bizcocho, espero que estés más contento que unas castañuelas y hayas resuelto muchas dudas sobre tu futuro crucero.

De verdad, opinaba lo mismo que la mayoría de gente “joven” sobre los cruceros y para mí ha resultado ser un viaje muy, muy especial.

Como todo, tiene sus cosas buenas y menos buenas. Obviamente tendrás menos libertad para recorrer cada punto de la ruta que si fueses por tu cuenta pero, también te da una visión rápida de los destinos para saber cuáles te gustan y cuáles no y, de esta forma, centrarte en el futuro en conocerlos en profundidad.

Por ejemplo, me apasionó Dubrovnik y ahora sé que quiero visitar hasta el último pueblo de Croacia.

¡Disfruta del crucero y cuéntame tu experiencia a la vuelta! 

cruceros mediterráneo baratos | Rojo Cangrejo blog de viajes

Si quieres hacer un viaje parecido al nuestro, pásate por cualquier agencia de B the travel brand y echa un ojo a las posibilidades que te ofrecen para realizar un crucero por el Mediterráneo.

Mientras tanto… ponte cómoda, dale al PLAY y disfruta del viaje desde tu sillón viendo Viajeras con B Crucero, junto a Elena Furiase.

 

Blog de Viajes Mochileros

8 Comentarios

  • Carolina dice:

    Irse de crucero es divertidísimo!! si es verdad que hay mucha gente mayor, pero también hay muchísima juventud. De hecho, mi primer viaje a Europa fue un crucero por el mediterráneo, esas fueron mis puertas al viejo continente.
    Es diferente a todo, tiene sus cosas buenas y malas, pero de todos modos es una experiencia única. Terminas haciendo buenas relaciones con gente con la que “convives” a diario, y hasta vas de paseo con tus nuevos conocidos una vez llegas al puerto de X ciudad.
    Hoy en día no está en mis planes.. todos mis viajes están siendo planeados por tierra y aire… pero lo volvería a hacer sin dudar.

    Saludos!!

    • Marta dice:

      Hola Carolina

      Pienso lo mismo, al principio también tenía mis dudas sobre viajar en crucero y regresé encantadísima. Es un viaje muy diferente a todo lo que existe, te metes en una cápsula del tiempo.

      Espero poder hacer otro pronto para llevarme al churri y que él también viva las fiestas post-cena dándolo todo… 😂

      Un abrazo muy grande y gracias por dedicar un ratillo a leer el artículo.

  • Azucena dice:

    Opino igualito.. fuimos un poco obligados x invitación de las bodas de oro de mis padres y es una de las mejores experiencias en viajes. Solo pensaba en hacer otros cruceros por todas partes… q no he hecho. Pero tengo pendiente uno por Rusia… Maravilloso!!!! También fué Venecia, Croacia, Corfú, Atenas, Santorini, Estambul…que recuerdos… Me encanta tu blog! Zorionak!

    • Marta dice:

      Hola Azucena

      Me alegra mucho leer tu comentario y ver que le ocurre lo mismo a otras personas. Yo también fui con un poquito de resquemor y regresé encantadísima… vamos que me iba ahora mismo a otro. Ese de Rusia tiene que ser la pera también… ya me contarás qué tal si lo haces.

      Un beso gordo.

      Marta

  • Marta dice:

    Yo he hecho un par de cruceros por el Mediterráneo y son muy divertidos y diferentes, conoces gente, visitas un montón de sitios y fiesta todas las noches!

    • Marta dice:

      Hola Marta

      Yo iba un poco reticente y regresé encantadísima, me lo pasé pipa.
      ¡Espero que se repita otro pronto!
      Gracias por dedicar un rato a leer el artículo y comentar.

      Un saludo

  • maletas de viaje infantiles dice:

    Este verano he realizado un crucero por el mediterráneo y es una experiencia única. Espero poder hacer más cruceros. En estos viajes si que se descansa de verdad.

    Gracias y un saludo

    • Marta dice:

      ¡Hola!

      Yo iba con muchos prejuicios del tipo:

      Uff es un viaje para viejos y….

      ¡Y me lo pasé pipa! Así que lo recomiendo por lo menos una vez en la vida.

      Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *