Antes de comenzar cualquier viaje a un país “diferente” al nuestro en costumbres, religión y modo de vida, a todos se nos pasan por la cabeza preguntas del estilo:

  • ¿Me gustará el lugar?
  • ¿Me decepcionará?
  • ¿Tendré cagalera al 3º día?
  • Si abro la boca dentro de la ducha y trago agua…¿Moriré?
  • ¿Esta gente comerá comida normal?
  • Los trescientos pares de zapatos, zapatillas, sandalias, chancletas y botas para desafíos extremos (todos “súper necesarios”, por supuesto… ¿Me entrarán en la maleta de mano?

Después de estar casi un mes pateando la mitad occidental de Turquía, éstos son mis 7 tips o consejos a seguir para preparar tu cuerpo y mente y poder disfrutar a tope de este fascinante país. Supera todas las pruebas y estarás más que apto para visitar Turquía.

PD: Fuera miedos y prejuicios, humor viajero “modo ON”.

01—

Prueba 1: El mercadillo de tu pueblo

cosas que hacer en Estambul

Consiste en pasar una mañana completa, sin ningún tipo de ayuda del estilo madre/abuela, en el mercadillo de tu pueblo y no comprar nada.

Lo sé, será duro, el pack de 10 bragas a 1 € es irresistible pero si superas la prueba, ningún vendedor del Gran Bazar podrá contigo y podrás regatear durante horas hasta dejar al turco sin saliva.

02—

Prueba 2: Despertadores que despiertan a un muerto

que ver en turquia

Entra en la ducha con grabadora en mano mientras tu padre, hermano o cualquier voz masculina y aterciopelada de la casa se esté duchando y pulsa el REC.

En pocos segundos tendrás en tu poder una hermosa melodía con los mayores agudos que el oído humano pueda percibir.

Utiliza el archivo como despertador a las 6 en punto de la mañana. Si superas este “agradable” despertar sin sufrir un ataque al corazón estarás preparado para los cánticos mañaneros de los simpáticos muecines.

03—

Prueba 3: Atrévete a decir Pam-plo-na

comida turca

Llénate la boca de los siguientes ingredientes:

  • 1 litro de miel
  • 500 gr de pistachos
  • 800 gr de almendras
  • 650 gr de avellanas

Ahora intenta digerirlo y pronuncia PAM-PLO-NA si tienes…

Si puedes con ello estarás más que preparado para ponerte hasta el kiko de postres turcos. Absolutamente TODOS son así…bien ligeros.

04—

Prueba 4: Vuelve a la infancia

hammam turco

Pídele a tu madre que vuelva a bañarte como si fueses un bebé, frotando bien con la esponja hasta el último recoveco de tu cuerpo.

Requisito imprescindible es que la cantidad de jabón multiplique la del agua a razón de 10 mil litros de jabón (tipo Fairy) por litro de agua.

Después de convertirte en una pompa de jabón y de tener el ojete más limpio que la patena, sabrás qué se siente en un Hammam turco.

05—

Prueba 5: Los turcos y el kebab, el kebab y los turcos

capadocia

Baja al Kebab que tienes debajo de tu casa y estúdiate toda la carta (los aparentes 250 platos):

  • Kebab con patatas
  • Döner kebab con lechuga
  • Lechuga con patatas
  • Kebab-pizza con patatas
  • Patatas-Döner con arroz
  • Arroz con kebab
  • Kebab con kebab
  • Döner con Döner

Ya está, a esto le añades berenjena y te sabes el menú del día, más conocido como menú “de por vida” de cualquier restaurante turco.

06—

Prueba 6: Una cara vale más que mil palabras

circuito turquia

Ponte delante del espejo y no te vayas de allí hasta que no tengas súper ensayado el siguiente speech:

  • Turco del bazar: “Hola amigo, ¿de dónde eres? ¿Madrid? ¿Barcelona?”
  • Pobre inocente: «No, de Cuenca»
  • Turco del bazar: “Aaaahhh sí, sí, Cuenca, Cuenca muy bonito, qué bien”
  • Pobre inocente: «¿Cuánto cuesta el bolso?»
  • Turco del bazar:  «Muy barato para ti, 2500000 millones de liras»
  • Pobre inocente: «¿Quéééée´?»
  • Turco del bazar:» Bueno para ti rebaja, 300 liras»

Lo siento, esta prueba es imposible de superar, el turco va a salir ganando sí o sí. Dos horas después te irás de allí con el bolso, cierto sabor agridulce y con esta cara de vinagre revenido con atisbos de alegría…«éste jodido me la ha metido hasta el fondo, fijo».

07—

Prueba 7: Café turco vs Fortasec, duelo de titanes

turquía turismo

Si eres capaz de tomarte diez cafés seguidos (de los normalitos) por la mañana sin visitar a “Roca”, estarás inmunizado para meterte un buen café turco entre pecho y espalda para desayunar.

No conozco mayor amenaza contra el archiconocido Fortasec (de gran estima entre los viajeros) que el café turco.

NOTA: Prepárate un té de manzana, relájate en el sofá, dale al PLAY y comienza a soñar con CONSTANTINOPLA.

Ojo, algo que NUNCA te puede faltar si viajas por libre es un seguro de viaje.

Sí, yo también he viajado en el pasado a lo loco pensando que nunca me iba a ocurrir nada pero… “al que anda le pasa”. Esto es como las vacunas, por favor, coge un seguro, el que más rabia te de pero lleva siempre uno. Si lo reservas desde aquí, tienes un 5% de descuento por ser lector de este blog.

08—

Datos útiles para acabar

¿Qué te ha parecido el artículo?
¡Déjame una puntuación como en los baños de Barajas!


5 de 5.0 (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rojo Cangrejo trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.

Comentarios:

22 comentarios en “Consejos para viajar a Turquía: Cómo preparar tu cuerpo y mente