01—

Roman Style en Extremadura

¿Te gustaría retroceder al pasado y sentirte como un auténtico romano relajándote en unas termas del siglo II a.C.?

Creo que has tardado una décima de segundo en pensártelo, ¿no? Ahora estarás diciéndote a ti mismo:

“Sí, claro… ¿a quién no? Mira la chavala esta que cosas tiene… como un romano…para eso me tengo que ir hasta Italia por lo menos y eso bufff está muy lejos… Lo más romano que me he sentido yo es metiéndome en la bañera con las piernas colgando o viendo a Julia Roberts cómo se lo pasa en grande en esta bañera enorme.”

qué ver en Extremadura

Tranqui, no hace falta irse a la Cochinchina para disfrutar de uno de los placeres más extendidos de la civilización romana; aquí al ladito, al norte de la provincia de Cáceres, en uno de sus valles más pintorescos (Valle de Ambroz) se localiza Baños de Montemayor, una pequeña localidad que alberga un tesoro preservado por sus habitantes a lo largo del tiempo: unas termas romanas de época republicana.

Quizás estás pensando: “en mi pueblo también tenemos unas piedras donde unos estudiosos de esos raros dicen que se bañaban los romanos…”.

Restos de termas romanas existen a lo largo y ancho de la Península y en todos los territorios que fueron controlados por Roma pero éstas son diferentes…

02—

¿Por qué las termas romanas de Baños de Montemayor son diferentes?

En el Balneario de Baños de Montemayor no solo puedes contemplar con ojos golosos los restos de la civilización romana mientras tarareas a Karina: “cualquier tiempo pasado nos parece mejor, volver la vista atrás en bueno a veces uuu uuuu”, sino que ¡puedes darte un baño y disfrutar de las propiedades de sus aguas sulfurosas junto a los vestigios de la auténticas termas del siglo II a.C.!

Valle Ambroz
valle de Ambroz

En aquellos tiempos de maricastaña, militares y funcionarios frecuentaban a diario estas aguas con propiedades medicinales; hoy en día tu puedes seguir haciéndolo gracias a los circuitos y servicios que ofrece este balneario, entre los que se encuentra un “circuito romano” que incluye:

  • Baño en piscina ambientada al más puro estilo Ben-Hur. Desde esta increíble  piscina tan solo tienes que girar la cabeza 5 grados para contemplar los restos romanos de las antiguas termas en los que hace unos 2000 años chapoteaban los moradores de estas tierras.
  • Masajes subacuáticos.
  • Baño termal aromatizado en bañera de mármol que ya quisiera el mismísimo Trajano.
  • Terma seca y húmeda.
  • Ducha tropical
  • Reposo en sillones térmicos.

Además de este circuito romano, el balneario ofrece muchas otras experiencias y servicios que van desde los tratamientos medicinales a los de belleza, pasando por la fisioterapia y el masaje; vamos, que llegas como Quasimodo y sales más ágil que una gimnasta de los Juegos Olímpicos.

Supongo que a estas alturas del artículo estarás mirando el calendario y eligiendo fechas para desplazarte hasta esta localidad cacereña porque el plan, sin duda, es irresistible.

Si quieres echar un vistazo a las posibilidades de alojamiento que ofrece la zona, echa un vistazo aquí.

qué hacer en Extremadura

¿Qué te ha parecido el artículo?
¡Déjame una puntuación como en los baños de Barajas!


0 de 5.0 (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rojo Cangrejo trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.

Comentarios:

6 comentarios en “Baños de Montemayor: el placer de sentirte como un romano