Guía para descubrir la Gran Manzana y sacarle jugo

Qué ver en Nueva York

Nueva York es un escenario de película.

¿Cuántas veces has visto la Gran Manzana en la tele o el cine? ¡Millones!

Si te concentras, casi, casi puedes pasear por ella con los ojos cerrados.  Su silueta está tan grabada en tu memoria como el camino que realizas de la cama al baño a las 3 de la mañana.

Nueva York atrapa, engancha y enamora a todo “pichichi” pero… ¿Por qué?

Lo acabo de descubrir. Es un virus.

¿Cómo se contagia?

A través de una canción, una simple melodía que se inserta en tu cerebro y en tu corazón en forma de subidón, de exaltación de la amistad y de la felicidad a altas horas de la madrugada.

Venga, no te reprimas… sé qué estás sintiendo exactamente.

Ponte de pie, coge un sucedáneo de micrófono (puede ser una zanahoria, el desodorante o la laca) y grita con todas tus ganas y tu mejor “inglis pitinglis”:

It’s up to youuuu , Neeeeeew York, Neeeeew Yooooork, na, na, naaaana, naaaaaa

Puffff, te quedas como nuevo después de darlo todo.

Éste es el origen del virus, esa emoción que sientes en la piel cuando escuchas “Nueva York” proviene de tus noches más locas cerrando chiringuitos.

La vacuna es sencilla: viajar a la ciudad que nunca duerme y explorarla de cabo a rabo.

¡Ojo que el remedio no es eterno! Cada cierto tiempo sentirás la necesidad de volver a contagiarte.

¿Cómo se divide Nueva York? Mapa de la ciudad

Nueva York, se sitúa en la costa este de EE.UU. y es la tercera ciudad más poblada del planeta.

¿Cómo te imaginas el plano de la ciudad? ¿Qué forma crees que tiene?

Antes de conocerla, pensaba que Nueva York era una mega ciudad circular con forma de manzana. Manzana de las “Golden”, bien gorda y reluciente pero… nada que ver.

Nueva York tiene forma de todo menos de manzana, más bien es una especie de conjunto de fiordos con entrantes y salientes al mar. Un popurrí de islas e islotes que se dividen en 5 distritos:

  • Bronx
  • Brooklyn
  • Manhattan
  • Queens
  • Staten Island

Uno de esos 5 distritos es la isla de Manhattan, el lugar donde se concentra todo el jaleillo, los rascacielos, Central Park y el famoseo.

Manhattan es la imagen que asocias en tu mente a Nueva York. Tiene unas dimensiones de 21,5 km. de largo por 3,5 km. de ancho y, según la leyenda o el Sálvame de la época, fue comprada a los indígenas por 24 dólares.

La isla tiene forma de churro o porra madrileña y está rodeada de agua por el río Hudson, río Este o “East River” (que queda más molón) y río Harlem.

A su vez, Manhattan se divide en tres zonas: Uptown, Midtown y Downtown y cada una de ellas en barrios. Como ves, Nueva York parece una “jodía” matriuska.

Te dejo un planito de Manhattan con sus respectivos barrios para que te orientes un poco:

Barrios de Manhattan

Vale, ya tienes el mapa, ahora solo te queda saber una cosa muyyyy necesaria:

¿Cómo orientarte en Nueva York?

Los americanos tienen una mente muy lógica (todos menos Trump) y moverse por Nueva York es súper fácil.

La isla de Manhattan está dividida como una tarta de cumpleaños para 50, es decir en líneas horizontales y verticales.

Las líneas horizontales son las calles y empiezan a contar de abajo hacia arriba, es decir desde el sur de Manhattan hacia la zona alta o Uptown.

Las verticales se denominan avenidas y están numeradas de este a oeste. La única excepción es Broadway que cruza Manhattan en diagonal.

Para terminar, la 5º Avenida (vertical) se toma como eje divisorio y todas las calles se dividen en este y oeste y se numeran de menos a más según la cercanía o lejanía a la 5º. A mayor número, más alejado estará de la 5º Avenida.

Un ejemplo:

Nuestro hotel fue el Riu Plaza Times Square que se encontraba en 305 West 46th Street, es decir, en la calle 46 (osease zona media o Midtown en horizontal) al oeste de la 5º Avenida, en el número 305.

Aunque ahora te parezca “un chocho”, créeme que es muy fácil y no vas a tener problemas para orientarte por la ciudad.

Qué ver en Central Park

¿Por qué Nueva York se llama la Gran Manzana?

El origen del apodo ha tenido muchos “dimes y diretes”.

Entre los chismes más sonados está el que relacionaba el sobrenombre de la Gran Manzana con un burdel de Nueva York cuya madame se llamaba “Eva”.

Por qué se llama Gran Manzana

Todo un bulo.

Las viejas del visillo han existido desde la prehistoria y las malas lenguas/cotilleos también.

Según las últimas investigaciones, la 1º referencia que relaciona Nueva York con la Gran Manzana se remonta al mundo de la hípica en los años 20.

Fue el periodista deportivo John J. Fitz Gerald, el primero que lo utilizó para referirse a la ciudad que nunca duerme.

Como ves, un origen bastante menos “exótico” que el del burdel…

Con los años este apodo cayó en el olvido hasta que, en la década de los 70, la oficina de turismo de Nueva York lo volvió a recuperar y la petó.

¿Cómo llegar a Nueva York y qué necesitas para viajar?

Para conocer Nueva York y entrar en EE.UU. vas a tener que pasar primero por un Vía Crucis llamado “ESTA”.

Si viajas por agencia tranquilo, te lo gestionarán ellos pero si vas por tu cuenta lee atento…

El ESTA es un formulario online para conseguir el visado que te permitirá pasar la frontera y descubrir la ciudad en tus propias carnes.

¿Qué preguntas crees que aparecen en el formulario?

Pues cosas tan comunes como si quieres arrasar el país, llevas bombas en el neceser de baño o eres el mismísimo inspector Gadget en misión espía.

Una vez pulsado el botón de enviar, tendrás que esperar un par de días o 3 a que te confirmen la aceptación y te consideren digno de que entres en su casa.

Imprime el papel porque te lo pedirán en el aeropuerto junto al pasaporte (ojito que no te caduque antes).

El precio del visado es de 14 dólares por cabeza.

La mejor época para viajar a New York

Nueva York es la típica ciudad que mola todos y cada uno de los meses del año.

Cada época tiene sus cosas buenas y sus cosas menos buenas, por ejemplo, en invierno está preciosa con todo nevado pero hace un frío que se caga la perra.

Si tuviese que elegir me quedaba con mayo/junio cuando la temperatura es agradable y no te asas como un pollo frito o septiembre/octubre por lo mismo.

Yo estuve a finales de octubre (Halloween) y la ciudad estaba preciosa con todo decorado para su gran carnaval.

¿Cómo moverte por la Gran Manzana?

Nueva York es grande, muy grande. Como diría Rosarillo Flores: “una monstrua” de ciudad.

Por ello, además desplazarte con tus dos patitas, necesitarás moverte con otros medios de transporte como el metro, autobús o taxi.

Te dejo algunos consejos sobre cada uno de ellos:

  • Metro. El metro de Nueva York es el lugar donde más gente “raruna” vas a ver por metro cuadrado. Si eres un poco artista, aquí encontrarás una fuente de inspiración que no veas. En este enlace tan majo tienes el plano del metro de Nueva York con todas las líneas y paradas. El metro tiene 26 líneas tanto subterráneas como exteriores y cada una se identifica con un número, fíjate siempre en el número de la línea y NO en el color porque se repiten en muchas ocasiones. Ojo con las vías, muchas líneas comparten la misma vía por lo que tendrás que fijarte bien si el metro que pasa en ese momento es el que quieres tomar. A diferencia del metro de Madrid u otras ciudades, el de Nueva York está abierto las 24 horas del día así que no problema para cogerlo a la hora que quieras.
  • Autobús. Si no eres muy amigo de las profundidades, el autobús es una buena opción para moverte por la ciudad. Cada línea se identifica con una letra que corresponde al distrito (M de Manhattan, B de Brooklyn, Q de Queens, Bx de Bronx y S de Staten Island) y un número. Aquí tienes un enlace a la web en el que te puedes bajar los planos de todas las líneas. ¿Dónde paran? Reconocerás las paradas porque tienen un poste con una señal circular en la parte de arriba en la que pone la o las líneas que pasan por allí. Puedes comprar en las estaciones de metro un bono llamado “MetroCard” para utilizar tanto en el metro como en el autobús.
  • Taxi. Aunque sea solo por la gracia, tienes que coger un taxi en Nueva York. No son tan caros como puedes pensar (más o menos como en España) y funcionan las 24 horas del día. Al precio de la carrera le tienes que sumar el 20% de propina.
  • Uber. Para utilizar Uber en Nueva York tan solo tienes que bajarte la app y meter los datos y tu tarjeta. Hecho esto abres la app, indicas dónde estás y a dónde quieres ir y un taxi aparecerá en la puerta. En este caso la propina no es obligatoria.
  • Tuk-Tuk. Si quieres una experiencia religiosa en medio de Manhattan, súbete a un tuk-tuk y flípalo. Si conoces Asia ya sabes de lo que te estoy hablando y sino te explico; un tuk tuk es una especie de bici-carro-moto que va a toda la leche esquivando el tráfico. La combinación de este vehículo con los rascacielos y el tráfico de Nueva York es una mezcla explosiva que te pondrá el corazón en un puño a la vez que te descojonas y gritas de nervios.
  • Van/Furgoneta. Si decides contratar excursiones en el hotel o agencia de viajes, ellos se encargarán de todo lo que se refiere a traslados. No tendrás que preocuparte de nada más que de estar a la hora indicada en el lugar “x” y disfrutar.

Qué ver en Nueva York

¿Dónde alojarse en Nueva York?

Nueva York es una ciudad enorme y la elección del alojamiento siempre es un momento “crítico” de los preparativos del viaje.

Te empiezan a asaltar las dudas y los “y si”:

¿Y si pago un poco más pero estoy en el centro? ¿Y si tengo que recorrer medio país para llegar? ¿Y si no merece la pena “X” hotel y es mejor “X” otro?

Empiezas a pedir consejo, a preguntar a amigos, conocidos y amigos de amigos de amigos, vuelves loco a 4 agencias distintas, buscas opiniones en internet, en blogs y casi casi escribes a la Casa Blanca pidiendo ayuda.

Mi consejo es que, elijas el barrio que elijas y te gastes las perrillas que te gastes… quédate con uno que esté bien comunicado. Si no te alojas en la zona de Manhattan y prefieres otros barrios como Brooklyn o Queens… sí, sí o sí reserva uno que tenga metro cerca.

En el viaje que hicimos a Nueva York para grabar el programa “Viajeras con B” nos alojamos en el Riu Plaza New York Times Square.

La localización es la pera, a un paso de Times Square y de todo el jolgorio y las vistas desde la habitación son… puffff, de película.

Hotel en Nueva York

Rascacielos y rascacielos a izquierda y derecha, arriba y abajo, al centro y a dentro.

No podrás dejar de mirar por la ventana (cristal de arriba abajo para que disfrutes más aún) en cada momento que pases en la habitación.

Al caer la noche, el espectáculo visual se hace más increíble si cabe.

Todas las luces te hacen sentirte en medio de una peli… se me ponen los pelillos del brazo como escarpias al recordarlo. Estuve todos los días con las cortinas abiertas de par en par para verlo todo, no te digo más.

Para mí, dormir en un hotel así fue una experiencia que no olvidaré jamás. Si eres de los que disfrutas con este tipo de cosas, sin duda, reserva un hotel-rascacielo.

Riu Plaza Times Square

Foto: Viajeras con B

¿Qué ver y hacer en Nueva York en una semana?

En Nueva York tienes taaaaaantas cosas para hacer que necesitarías 3 vidas para conocerlo todo.

Como el tiempo es justito y lo más probable es que estés por allí unos 7 días, te dejo un listado con los planes y lugares imprescindibles que no puedes perderte “ni jarto de vino”.

  • Quédate ciego observando las pantallas de Times Square.
  • Pasea por Central Park y tirarte bajo un árbol a echar la siesta.
  • Canta “Imagine all the people” en el memorial de John Lennon (Central Park).
  • Sube a uno de los rascacielos de Nueva York. Puedes elegir entre One World Trade Center (el más alto), Top of the Rock (con vistas al Empire) o Empire State Building (el más clásico). El precio de los 3 es el mismo, 34$.
  • Visita alguno de los museos como el MoMa, MET o el Museo de Historia Natural.
  • Asiste a uno de los musicales de Broadway y alucina con el montaje.
  • Cruza el Puente de Brooklyn. La panorámica chula la tendrás a la vuelta, desde Brooklyn a Manhattan.
  • Prueba frutas exóticas en Chinatown y siéntete en mitad de Asia durante un rato.
  • Disfruta de un Cannoli en la pastelería Ferrara de Little Italy.
  • Acércate hasta la Zona 0. Se te encogerá el corazón pero verás cómo los americanos han sabido mirar hacia el futuro, reconstruirse y empezar de nuevo. En el lugar que ocupaban las torres se han construido dos fuentes enormes y bajo ellas un museo (Memorial Museum) que te deja sin aliento.
  • Baila a ritmo de góspel en Harlem.
  • Acude a un partido de la NBA.
  • Sube a la Estatua de la Libertad en Liberty Island.
  • Sobrevuela Manhattan en helicóptero. Yo no pude hacerlo pero tiene que ser la pera limonera así que ya tengo excusa para volver. 😁
  • Patea, patea y patea por la ciudad.

6 consejos para visitar Nueva York que te vendrán de rechupete

  1. La diferencia horaria con España es de 6 horas menos casi todo el año excepto desde el segundo domingo de marzo hasta el último domingo de ese mes y desde el último domingo de octubre hasta el primero de noviembre que es de 5 horas.
  2. La propina es casi obligatoria. Ronda entre el 15-20% en restaurantes y taxis.
  3. Si no sabes inglés no te preocupes, muchísima gente habla español, sobre todo en el sector servicios (bares, restaurantes, etc.).
  4. La corriente es de 120v. Los enchufes de Nueva York son de 2 patitas planas. Para evitarte malas leches y disgustos al intentar enchufar el cargador del móvil/cámara/ordenador… llévate un adaptador por si acaso.
  5. La moneda, como bien sabes, es el dólar. La equivalencia aprox. es 1$= 0,97 euros. Míralo aquí antes de salir de viaje porque varía.
  6. Si viajas por agencia tendrás seguro médico así que “no problem” pero si decides ir por tu cuenta… sí, sí o sí contrata uno desde aquí.

Si después de leer esta guía, te estás pegando cabezazos contra la pared de las ganas que tienes de conocer Nueva York… no te pierdas el programa de televisión “Viajeras con B – Nueva York” de TEN Televisión.

En él, puedes ver a Corina Randazzo y a una servidora explorando la ciudad que nunca duerme.

Si quieres hacer un viaje parecido al nuestro, pásate por cualquier tienda de B the travel brand y echa un ojo a las posibilidades que te ofrecen.

 Y cuando vuelvas… ¡cuéntamelo todo!

Blog de Viajes Mochileros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *