Bhaktapur: la ciudad nepalí que te atrapa en el pasado

que ver en Bhaktapur

Comienza este artículo escuchando los sonidos que vienen a continuación e imaginando el resto del listado:  


  • Clin, clin, clin clin (campanillas)
  • Muuuuuuu (una vaca)
  • Guau Guau guau (perro)
  • Craaaaa craaaaa (cuervo)
  • Shdgweyt273teuegugqhsgqjhsghqsg (gente hablando nepalí)
  • Oh my God!!(turistas ingleses)
  • Micccc micccc miccccccccc (bocina incesante)
  • ¡Uahhhh, qué pasada! (yo alucinando)

Estos son los sonidos que estarías escuchando ahora mismo en medio de la plaza Durbar, el centro neurálgico de la ciudad de Bhaktapur, en pleno corazón de Nepal.

Te aseguro que no existe película que pueda llevarte más lejos en el pasado que esta ciudad.

Ni Marty McFly, ni Doc, ni pitos, ni flautas.

Bhaktapur es una máquina teletransportadora en sí misma que te arroja de lleno a la Edad Media.

Pero no a esa Edad Media a la que estás más que acostumbrado con señores feudales y castillos…No, no, no.

A una época y un lugar desconocido, en la que los ojos se te quedan como platos al contemplar templos que nunca has imaginado, olores que nunca has olfateado y sonidos que nunca has escuchado.

Entrar en esta ciudad, Patrimonio de la Humanidad, es sumergirte en el pasado como un antiguo explorador.

¿Preparado para el viaje?

Qué visitar en Bhaktapur

¿Dónde queda Bhaktapur?

Bhaktapur o “la ciudad de los devotos” es uno de los principales atractivos turísticos de Nepal (después de los 8 miles, claro).

La ciudad, que en 1979 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, se sitúa en el Valle de Kathmandu,  a tan solo 13 km de la capital.

Bhaktapur dominó “el cotarro” hasta bien entrado el siglo XVIII debido a su estupenda situación estratégica en la ruta comercial entre el Tibet e India.

La ciudad ganaba mucho dinerito gracias a los impuestos y peajes que cobraba a los comerciantes que realizaban esta ruta entre las montañas más altas del mundo y las llanuras fértiles del Ganges.

mapa nepal

¿Cómo ir a Bhaktapur desde Kathmandu?

Como te he comentado antes, Bhaktapur está a tiro de piedra de la capital de Nepal, Kathmandu, y para llegar hasta ella puedes:

  • Coger uno de los buses locales que salen de la estación de autobuses de Bagbazar, en Kathmandu. El trayecto dura unos 40 min.
  • Concertar un viaje con un taxista. La mayor parte de ellos querrán acordar un precio de ida y vuelta y te esperarán a que acabes aunque no quieras. Da igual lo pesado que te pongas diciéndole que no, que NO te espere porque no sabes cuánto tiempo vas a estar viendo la ciudad…déjalo, el tío te va a esperar sí o sí.

Cómo ir a Bhaktapur desde Kathmandu

¿Qué visitar en Bhaktapur?

Lo primero que tendrás que hacer cuando bajes del taxi o autobús es¡comprar la entrada a la ciudad!

¿Cómo? ¿Entrada a la ciudad?

¡Ajá! Ya no estamos en la Edad Media y no llevas cabras del Tibet a India (creo) pero el “peaje” por entrar a Bhaktapur se sigue manteniendo en forma de entrada y a precio de guiri, unos 12 € aprox.

Con ella podrás visitar la ciudad durante un día entero.

Si quieres estar más días puedes hacerlo por el mismo precio pero debes comunicarlo al vendedor de tickets para que te dé un pase diferente.

Con la entrada en la mano y las penas purgadas ya podrás convertirte en un visitante más de la ciudad y sumergirte en la auténtica Edad Media.

que ver en Bhaktapur

flecha Plaza Durbar

Prepara el babero.

Nada más entrar a esta plaza comienza el espectáculo visual: templos y templos construidos en ladrillo rojo y madera tallada que parecen sacados de una peli de ciencia ficción.

Podría hablarte del nombre de cada uno de ellos, de los dioses que representan sus esculturas, de los años, reyes y arte nepalí…bla, bla, bla .

En dos segundos tendrías toda esa información en la punta de los pies.

Así que, lo mejor es que te quedes con la idea de que esta plaza no puedes perdértela por nada del mundo y una vez allí, disfrutes de toda esa información, “in situ”, con un guía nepalí o folletito.

flecha Plaza Taumadhi 

Lo primero que llama la atención de esta plaza es el templo Nayatapola, una impresionante pagoda de 5 pisos de altura que parece construida como si fuera un castillo de naipes.

En esta plaza te doy 2 consejos:

  • Sube a lo alto del templo Nayatapola y siéntate a contemplar el panorama durante un buen rato, si es el atardecer mejor que mejor. En ese momento serás testigo de cómo la luz del día da paso a la luz de las velas, única iluminación nocturna de Bhaktapur.
  • Tómate unos momos y una buena cerveza en el bar situado en el piso superior de una de estas pagodas (no recuerdo el nombre pero está en esta plaza y se ve enseguida). Los momos son uno de los productos típicos de Nepal y suelen estar rellenos de verduras o pollo y cocinados al vapor.

Qué visitar en Bhaktapur

flecha Plaza de las vasijas

Aquí podrás contemplar la vida diaria de los “bhaktapureños” en todo su esplendor, al igual que lo hacían los comerciantes que pasaban por estas tierras hace 600 años.

Entre otras escenas disfrutaras de ver cómo:

  • Los alfareros dejan secar sus últimas obras de arte al sol mientras charlan animadamente con el vecino.
  • Los niños corren por la calle sin que sus madres agonicen por mancharse el pantalón.
  • Las mujeres pasean con sus coloridos vestidos a la vez que te miran con cara de: “estos guiris que raros son, todo el día haciendo fotos”.

Momentos y escenarios que parecen sacados de una escena de Hollywood, con sus extras, atrezzo y toda la parafernalia pero con la suerte de saber que son muy reales.

Dónde queda Bhaktapur

flecha Callejea, callejea y callejea

El mejor plan que puedes realizar en esta ciudad Patrimonio de la Humanidad es callejear.

No tengas miedo, curiosea todo lo que quieras y más. Piérdete por las callejuelas y observa la vida de los nepalíes.

Seguramente alucines con muuuchas cosas, por ejemplo, los sadhus.

Estos monjes son una estampa típica de India, donde el hinduismo es la religión mayoritaria, pero en Nepal también podrás verlos a patadas.

Son una especie de hombres perroflaúticos que parecen haber salido de una rave ibicenca o de un club de fans de Bob Marley.

Su misión es liberarse de todo lo terrenal para dedicarse a la meditación…OOOMMMM. 🙏

Yo creo que, además darle a la meditación, también le dan a otras sustancias más terrenales. 🙊

Sadhu

Foto: Pierre-Emmanuel BOITON

Algo que me impactó bastante fue el contraste entre la cultura y atuendos tradicionales y los anuncios de Coca Cola “Indian Style” que adornan las fachadas.

Los señores del rojo que te la cojo no han dejado títere con cabeza, allá donde vayas está Coca Cola. 😨

bhaktapur

Nepal tras el terremoto de 2015

En abril de 2015 un terremoto asoló Nepal y se llevó por delante a más de 9000 personas.

Lo peor para un país “pobre” como Nepal no es el terremoto en sí ya que asumen la muerte bastante mejor que nosotros y son capaces de renacer de sus cenizas una y otra vez sin alterarse lo más mínimo y sin tener piscoterapeuta familiar.

Cuando la supervivencia apremia la depresión desaparece. Rehacerse o morir.

Lo peor tras una catástrofe natural es el olvido.

Automáticamente, los humanos de Occidente, tú y yo, tachamos del mapa ese destino. Lo mandamos al olvido viajero, nuestras ansias de conocer esa parte del mundo desaparecen a la misma velocidad que aumenta su pobreza.

Es algo irracional, el miedo se apodera de nosotros y nuestro olvido se traduce en:

⟹ No tourist👫  ⟹ no money 💶  ⟹ no food 🍚

Tras un tiempo, el miedo comienza a disiparse.

Vuelve la ilusión y la necesidad de conocer esa parte del mundo.

Puede que estés leyendo estas líneas porque has comenzado a darle vueltas a la idea de viajar a Nepal pero tu cabeza está inmersa en un mar de dudas y temores como:

  • ¿Será seguro?
  • ¿Qué parte de Nepal fue afectada?
  • ¿Quedó todo arrasado?
  • ¿Me va a pasar algo a mí?

Para disipar por completo todos estos miedos, te dejo dos artículos de Paco Nadal (periodista de El País) que van a venirte de perlas para darte “el último empujón”, directo a Kathmandú.

que ver en Bhaktapur
Qué visitar en Bhaktapur

Datos útiles para acabar

Blog de Viajes Mochileros

4 Comentarios

  • Silvia dice:

    Leo tus comentarios, y me siento totalmente identificada.
    La primera vez que vi la plaza Durbar, me quedé paralizada…. me impacto!!! Era como estár en otro tiempo, en una de aquellas ciudades medievales que lees en los libros.
    Para mi, esta ciudad, es uno de los sitios más mágicos en los que he estado.
    Si me permites añadir un consejo más…. creo que si se puede, hay que quedarse una noche en la ciudad (dentro o al lado de la parte medieval). Yo noté un cambio increíble entre el día (con numerosos turistas) y la tarde – noche. Cuando atardece, la gente sale a pasear, a hablar con los conocidos, a sentarse simplemente… o a cantar….

    • Marta dice:

      Hola Silvia

      Aiiii Bhaktaphur…¡qué sitio tan mágico!

      Yo estuve hace un par de años y no me quedé a dormir pero si volviese lo haría seguro. Tiene que ser una pasada pasear por las calles al atardecer sin “casi” ningún turista…

      Muchas gracias por el aporte y por pasarte un rato por el blog.

      ¡Un beso grande!

  • Tu blog es interesantísimo, no me canso de leerlo.

    • Marta dice:

      Hola Irene

      Pues…¡no sabes cómo me alegro! Espero que te sirva para descubrir nuevos lugares o preparar algún viaje.

      Nepal es una pasada, apúntatelo para el futuro próximo.

      Gracias por comentar y dedicar un rato a leer el artículo.

      ¡Besos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *