Rethymno: un lugar de descanso eterno (en vida)

ruta por Creta

Foto: Spyros Papaspyropoulos

En el corazón del Mediterráneo

Si tuviese que elegir un lugar especial en el que haya estado, uno de esos sitios en los que me gustaría quedarme a pasar una temporadita, un destino del que no quisiera marcharme nunca es sin lugar a dudas Creta.

Creta siempre había estado en mi lista de 3 millones de lugares que visitar antes de morir:

  • Por ser el origen de la civilización Minoica.
  • Porque soy una fan vocacional de las piedras.
  • Porque quería saber más de Ícaro y el Minotauro  (si no sabes de que hablo…no has aprobado “Sociales” en el cole).
  • Porque veía los anuncios de Coronado y sus yogures griegos y me imaginaba allí tirada entre señoras gritando “joroña que joroña” y dioses apolíneos meciéndome en una tumbona… (y todo esto sin fumar nada, palabrita del niño Jesús)
  • Y porque sólo nombrar esta palabra me daba buen rollo, ya verás, cierra los ojos y escúchate pronunciando C-R-E-T-A…¿No hay duda no?, píllate un vuelo YA.

Estarás diciéndote a ti mismo: “sí, chavala, sí pero… ¿qué más puedo hacer en Creta a parte de comer yogures?”

Coge papel y boli y apunta: un destino que no puedes perderte en esta isla griega es Rétino, Rétimo, Retimno, Rethimno, Rethymno, Rethymnon o Réthymnon. Te doy bien de nombres distintos para que por muy mal que lo pronuncies aciertes siempre.

Toooooodos estos nombres hacen referencia a la misma ciudad y que para no marear más la perdiz, de ahora en adelante, me referiré a ella como Rethymno (sí he cogido el nombre más jodido, soy así de rara).

Rétimo en Creta

¿Por qué tienes que visitar Rethymno?

Te pongo en situación:

Imagínate sentado en una terracita con una temperatura agradable, un cielo suuuuuper azul y un mar suuuuuper azul. A tu alrededor puedes ver pequeños barcos pesqueros que atracan en un puerto veneciano del siglo XVI; sobre la  terraza en la que estás sentado se alza un palacete mitad veneciano, mitad griego, mitad bizantino y en tu plato luce reluciente una ensalada de tomate con queso feta.

Ahora abre los ojos y mira a tu alrededor… ¡qué bajón!, tu oficina no se parece nada a esto que te estoy contando, así que ya sabes…sólo tienes que encender el ordenador, hacer clic en Don Google y buscar: vuelos a Creta.

qué ver en retimo

¿Dónde puñetas está Rethymno?

Rethymno es una población de unos 30 mil habitantes localizada en la susodicha isla griega: Creta. Situada en el mar Mediterráneo ha sufrido invasiones y visitas de todos los pueblos posibles: egipcios, griegos, romanos, bizantinos, venecianos, otomanos y ¡hasta de los nazis durante la II Guerra Mundial!

Este pueblo/ciudad enclavado en la costa norte creetense, a medio camino entre la capital, Herklion, y una de las ciudades más importantes de la isla, Chania, no deja indiferente a ningún viajero.

Para llegar hasta Rethymno puedes:

  • Alquilar un coche en “la capi” o en Chania (una de las dos ciudades en las que aterrizará tu avión, a no ser que llegues en ferry). Es la mejor manera de recorrer la isla y perderte por donde tu quieras sin estar pendiente de horarios de autobuses.
  • Coger un autobús. Si pasas de conducir por lugares que no conoces y lo que más te apetece es que te lleven a todos los sitios sin preocuparte de nada, el servicio de autobuses de Creta conecta todos los pueblos de la isla.

¿Qué puedes hacer en Rétimo?

Sí ya se que he dicho que iba a utilizar la palabra “Rethymno” todo el rato para referirme a esta localidad cretense peeeero en la variedad está el gusto (o eso dicen).

Vamos con un listado de cosas que no puedes perderte ni dejar de hacer:

  • Comer yogurt griego como si te fuese la vida en ello. De verdad, es increíble, nada que ver con ningún yogurt “griego” que hayas probado. Lo siento Coronado pero tu Danone no tiene nada que hacer con los auténticos.
  • Sentarte en una terraza del puerto veneciano y “pasar el rato” bebiendo, comiendo y observando.
  • Perderte por los callejones empedrados del caso antiguo donde la mezcla de arte veneciano, bizantino y otomano hace que puedas cerrar los ojos y regresar al pasado.
  • Visitar la fortaleza veneciana del siglo XVI construida por los susodichos italianos para proteger la ciudad de todo aquel que tuviese intención de asomar la patita por allí. Para poder visitarla tienes que llegar a la puerta de Oriente, una majestuosa arcada que da paso al interior de la “Fortezza”.
  • Acercarte hasta la renacentista fuente Rimondi, uno de los iconos de la ciudad, y hacerte fotos a porrillo para dar envidia cochina a todos tus amigos.
  • Pasearte por las mezquitas de Rétimo, herencia que dejaron los turcos en los 250 años de ocupación de la isla. Entre ellas están la Mezquita de Megali Porta, Mezquita de Beli Pasha, Mezquita de Kara Mousa Pasha y la Mezquita Nerantzes.
  • Caminar hasta la Loggia donde en el pasado se reunía la pomposa nobleza veneciana para tratar asuntos diversos. Hoy en día el edificio acoge la Biblioteca Municipal.
  • Entrar al Museo Arqueológico. A través de sus hallazgos puedes conocer la historia de la ciudad y de la isla,  y es que… ¡ya sabes que a mi me tiran más dos piedras que dos carretas!
  • Comprar ópalo. La ciudad está llena de joyerías que tientan a cualquier bolsillo con sus resplandecientes escaparates llenos de piedras azules. El ópalo es una piedra azul turquesa con toques verdosos, típica de esta zona del Mediterráneo, que te pondrá los ojos como platos (si no es a ti, será a tu novia, madre, abuela, amiga o cualquier acompañante del sexo femenino, DOY FE).
  • Cenar en un restaurante al aire libre. Los restaurantes en casas “medio derruidas” son una estampa característica de Creta (tranqui, no se van a caer). Es un estilo de decoración que te sumerge en el pasado, los colores cálidos de la pintura, las vegetación, las velas y la comida ummm…un placer de dioses.
qué ver en creta
qué hacer en Creta
Creta fotos

Llegado a este punto creo que tu también has apuntado Rethymno en tu lista de lugares que visitar antes de picharla…lo sé.

Además de esta localidad con tanto encanto, si visitas Creta no puedes perderte otros lugares como:

Blog de Viajes Mochileros

2 Comentarios

  • Me encantó Rethymno.
    Nosotros acabamos allí un poco por casualidad. Porque era el único lugar al que podíamos llegar desde Iraklio en autobús a aquella hora, ya que en ningún sitio consintieron alquilarnos un coche para solo 1 día.
    De hecho nuestra idea era pillar el bus allí a la playa Preveli. Pero el bus se había ido justo hacía 3 minutos cuando llegamos. La señora de la ventanilla hasta salió corriendo a ver si podía parar o ver el bus, pero nada. Nos quedamos allí, y la verdad es que nos alegramos un montón, al final echamos un día chulísimo.

    ¡Besotes viajeros!

    • Marta dice:

      ¡Hola guapa!

      A mí me encantó Rethymno, sobre todo cuando atardece y los restaurantes al aire libre se llenan de encanto.
      Aixxxx…cierro los ojos y me veo en una terracita tirada, con una cerveza en la mano, sufriendo a mares…¡quién pudiera estar allí ahora mismo!

      Me alegro mucho de haberte traído buenos recuerdos a la memoria de nuevo.

      Un abrazo muy grande y gracias por comentar y pasar un ratito por aquí.

      Muakkks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *