El castillo del “rey loco” te hará babear

castillo de Neuschwanstein

Si piensas en un castillo de príncipes y princesas, ¿qué imagen te viene a la cabeza?

  • A. El castillo medio en ruinas de tu pueblo.
  • B. La Moraleja con la “Leti” limpiando los cristales.
  • C. El castillo de Disney que aparece en la portada del artículo.

Si no te ha hecho falta ni una milésima de segundo para decidirte por la opción C, estás de enhorabuena, porque el castillo de Disney no es una invención… ¡existe en la realidad!

Castillo de Neuschwanstein

Se conoce como castillo de Neuschwanstein y con este nombrecito, tan sencillo de pronunciar, puede que ya hayas deducido en qué país se encuentra…Si no, te doy alguna pista:

  • La jefa suprema del país se llama Ángela y tiene muy mala leche.
  • Actualmente, en sus fronteras conviven más españoles y turcos por metro cuadrado que en un partido Real Madrid-Galatasaray.
  • Tienen dos dioses a los que adoran: el bratwurst y la cerveza.

Si aún no has caído, olvídate de ganar Pasa Palabra, al Trivial o a las canicas.

Exactamente, el castillo de Neuschwanstein (ánimo al decirlo en alto) está en ALEMANIA.

Pero…¿en qué parte de Alemania se encuentra Neuschwanstein?

Exactamente aquí:

castillo Neuschwanstein

En la frontera sur del país, a “tiro de japo” de los Alpes austríacos se alza este castillo de cuento, que sirvió como inspiración a Walt Disney para crear el castillo de la Bella Durmiente.

Un castillo para “caballeros medievales”

A pesar de parecer un castillo medieval, no lo es. La construcción del mismo tiene lugar en el siglo XIX por orden del, por entonces rey de Baviera, Luis II.

Si en el siglo XIX existiera SÁLVAME, la revista “HOLA” o la “Cuore”, estoy segura de que el protagonista por excelencia de todos los programas del corazón y revistas de papel couché hubiese sido Luis II. 

Apodado como “el rey loco”, tuvo una niñez y juventud difícil. Se sentía atraído por las leyendas de caballeros medievales y por los “caballeros masculinos”, algo no muy bien visto en la época.

Todo su mundo imaginario de reyes, príncipes y princesas lo plasmo en la creación de este castillo, para el que contrató escenógrafos teatrales en lugar de arquitectos.

Tras su muerte, el castillo se abrió al público con el fin de pagar todas las deudas que había dejado el rey, convirtiéndose poco a poco en uno de los lugares más visitados de Alemania.

castillo de Neuschwanstein

¿Cómo llegar?

En caso de que vayas en viaje organizado o similar este punto no te vale para nada, sino…¡pon atención!

Tienes varias formas de llegar hasta Neuschwanstein:

  • Coche: llegar hasta el castillo en coche de alquiler o particular es bastante sencillo. Tienes que conducir por la autopista A7, dirección Füssen (ojito al adelantar con los coches porque van a toda leche). Desde Füssen por la carretera nacional B17 en dirección a Schwangau. Al final del pueblo gira a la derecha, en dirección a Hohenschwangau. Si estás barajando esta opción, no te olvides de un GPS para el coche, así llegarás a todos los destinos sin ningún problema. ¿Dónde dejas el coche al llegar? Hay varios parkings habilitados para ello, por 6€ puedes aparcar el coche todo el día en cualquiera de ellos.
  • Tren. Coge el tren desde la ciudad en la que te encuentres (probablemente Munich) hasta Füssen. Después tienes que pillar unos de estos dos buses: autobús RVA/OVG 73 en dirección a Steingaden / Garmisch-Partenkirchen o el autobús RVA/OVG 78 en dirección a Schwangau hasta la parada Hohenschwangau / Alpseestraße.

castillo de baviera

¿Cómo puedes visitar el castillo?

La única forma posible, hoy en día, de visitar el castillo es realizar una “visita guiada” a una hora fijada en el ticket con:

  • Un guía de carne y hueso que te explica las idas y venidas de Luisito en inglés o alemán.
  • Audio-guía. Si no estás muy puesto en alguno de los dos idiomas anteriores, tranqui, puedes elegir la opción de la audio-guía, disponible en castellano y tropecientos idiomas más.

Todas las visitas tienen una duración de 30-40 minutos.

Las entradas se consiguen en el punto de venta de entradas que se encuentra en la explanada inferior del recinto; sabrás enseguida cuál es por la cola de turistas asiáticos.  😆

Existen dos tipos de entradas:

  • Visita al castillo de Neuschwanstein: 12 €
  • Visita al Neuschwanstein y castillo de Hohenschwangau: 23€.
  • Los niños y jóvenes hasta los 17 años inclusive no tienen que pagar.

castillo de baviera

Subidita al castillo

Una vez compradas las entradas, tienes dos opciones para llegar hasta el castillo. Ahora estarás pensando: “si he comprado las entradas allí…¿no estoy ya en el castillo o qué puñetas?”

La respuesta es NO. El ticketcenter (venta de entradas) se sitúa en la zona inferior del recinto y para subir hasta el castillo puedes:

  • Subir a pata. La distancia entre la taquilla y el castillo es de 1,5 km cuesta arriba. Si hace bueno el paseíto es agradable y te llevará unos 30-40 minutos realizarlo.
  • Autobús. Si eres un poco vago o tienes problemas de movilidad puedes coger un autobús que te deja en la parte superior del castillo. Desde allí tendrás que caminar 10 minutos hasta la entrada, eso sí, cuesta abajo. El precio del autobús es de 2,60 € (subida y bajada) y se paga directamente en el bus.
  • Coche de caballos. Al más puro “estilo rociero” puedes subir hasta Neuschwanstein en carruaje. El precio de la subida ronda los 6 € y los 3€ la bajada y te deja a 300 m de la entrada.

castillo de Neuschwanstein

Horarios

Venta de las entradas 

  • 19 de Marzo-15 Octubre: 8 a 17 h.
  • 16 Octubre-18 de Marzo: 9 a 15 h.

Horarios Castillo 

  • 19 Marzo-15 Octubre: 9 a 18 h.
  • 16 Octubre-18 Marzo: 10 a 16h.

Cerrado: 1 de Enero, 24, 25 y 31 de Diciembre.

¿En qué época visitar el castillo?

Si quieres quedarte flipando con las impresionantes vistas del castillo, las mejores épocas para visitarlo son el otoño y el invierno. ¿Por qué?

En otoño el colorido es espectacular, los bosques que lo rodean se tiñen de rojos y amarillos chillones, dándole un ambiente todavía más de cuento si cabe.

castillo de baviera
castillo de Neuschwanstein

El invierno la nieve cubre los tejados y bosques y las vistas parecen sacadas de una película de fantasía.

No me extraña que Walt Disney cayera prendido por los encantos de este castillo… si tuviese que elegir el castillo más apropiado para una princesa como Blanca Nieves, sin duda elegiría  el castillo de Neuschwanstein.

Puedes aprovechar tu viaje a Alemania para realizar alguna visita guiada en español por Munich y alrededores. Reserva fecha y hora desde aquí.

Datos útiles para acabar

lonely planet alemania
Blog de Viajes Mochileros

6 Comentarios

  • josefa dice:

    yo estuve en agosto y es una maravilla

    • Marta dice:

      ¡Hola Josefa!

      Acabo de volver del sur de Alemania y me he quedado prendada del castillo y del entorno en el que se encuentra. Si tienes la posibilidad de regresar algún día, visítalo en Otoño, la imagen del castillo entre bosques rojizos es IN-CRE-Í-BLE.

      Un abrazo

  • Fani dice:

    Hola Marta!

    Que recuerdos me trae este post. Yo lo visité este verano y me quedé impresionada. Tanto por el castillo como por las rutas que salen desde allí.

    Aunque en lugar de ir desde Munich, pasé 2 noches en Füssen que está a 20min. Totalmente recomendable ese pueblecito, muy pequeño pero no tiene desperdicio. Tengo pendiente un post sobre él.

    Un placer conocerte, nos vemos por aquí 😉
    Un abrazo.

    • Marta dice:

      ¡Hola Fani!

      A mí también me encantó, fui en otoño y el paisaje era una pasada pero la cagué porque se me olvidó la cámara de fotos y sólo tenía el móvil. ?

      Füssen no lo conozco pero me lo apunto por si la vida me vuelve a llevar por esa zona.

      Por cierto, ¡muy guay tu info para organizar un viaje de Interrail!

      Un abrazo y muchas gracias por pasarte por aquí ?

  • papaya dice:

    me encanta es genial y mola muchisimo

    • Marta dice:

      ¡Hola!

      A mí me encantó, fui en otoño y el paisaje estaba… 😍 😍 😍

      Me encantaría volver en invierno con todo nevado, tiene que ser una pasada.

      Gracias por dedicar un ratillo de tu tiempo a leer el artículo.

      ¡Un abrazo!

Responder a Fani Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *