Bremen: los irresistibles encantos de una ciudad de cuento

bremen alemania

Érase una vez un burro, un perro, un gato y un gallo que se llevaban la mar de bien y eran muy amigos.

Entre tú y yo…¿no tienes ni jodida idea de qué te estoy hablando, verdad?

Tranqui, no me ha dado un “vaído” y me he cambiado de los viajes a los cuentos infantiles…NO.

Te quiero poner en contexto, antes de mostrarte una de las ciudades con más encanto de Alemania: Bremen.

Si eres de la mejor generación del mundo (los 80 ?), esa que veía Humor Amarillo y eran fan “number one” del chino Cudeiro…dale al play.

P.D. 1: Si perteneces al Baby Boom te la sabes fijo porque la escuchabas de fondo mientras tus niños babeaban delante de la tv.

P.D. 2: Si eres un Millenial puede que te sangren los ojos al ver la calidad de los gráficos. Tú quédate con la letra y punto pelota.

Síííííííí, qué recuerdos ehhhh, ¡los Trotamúsicos a tope!

“Un, dos, tres, cuatro, somos cuaaaatrooo, Cuatro tipos, locos los cuatro, y a Bremen vamos con esta cancióóóóón”.

Pues sí, la has cantado 3 millones de veces y ni puñetera idea de dónde está Bremen ni por qué se dirigían 4 animales allí.

Esto lo solucionamos en 5 minutos, lo que tardes en leer el artículo y empezar a buscar vuelos porque, te aseguro, tú también vas a querer viajar a Bremen.

¿Dónde está Bremen y cómo llegar?

Desde España tienes vuelos directos a Bremen con Ryanair.

Otra opción es volar a Hamburgo con Vueling (esta ciudad mola mucho, aquí te dejo un poco de info para que babees) y desde allí desplazarte en coche de alquiler

Aquí con mi novio. ?

alquiler coche en Alemania

Recomiendo 100% alquilar un coche, de esta forma podrás visitar más zonas del norte que merecen mucho la pena como Lübeck, Luneburgo, Hannover, Hamelin…

¿Cuánto tiempo necesitas para recorrer Bremen? Se puede visitar en un día pero si no quieres acabar con la lengua fuera, te aconsejo dedicarle día y medio o un par de días.

alemania turismo

¿Qué pintan cuatro animales en Bremen?

La “culpa” o más bien suerte de que Bremen sea tan conocido por los músicos de cuatro patas, cresta y pico se la tenemos que achacar a los hermanos Grimm.

Ellos fueron los escritores de este cuento infantil en el que un burro, un perro, un gato y un gallo huyen de sus respectivos dueños para evitar ser sacrificados.

Los cuatro animalitos no eligieron Bremen al azar en lugar de Rocamador de los atunes…NO.  Ellos sabían bien a dónde se dirigían: una próspera ciudad comercial con uno de los puertos fluviales más importantes del norte de Alemania.

¿Tú si te tuvieses que buscar la vida de nuevo dónde te marcharías? ¿A un pueblo perdido de la mano de Dios o a una ciudad donde hay dinerito y trabajo? Pues ellos igual. ?

Según el cuento, los animales nunca llegaron a Bremen, sin embargo, la ciudad los venera como dioses y la escultura levantada en su honor es uno de los reclamos turísticos más importantes.

Menos el burro, el resto de animales están recreados a tamaño natural. Todo pichichi le toca las patas al asno mientras pide un deseo (típica chorrada que hacemos los humanos) por lo que tiene las patas más brillantes que un diamante de 500 quilates.

alemania turismo

CURIOSIDAD. En la plaza del Mercado o MarktPlatz busca una alcantarilla redonda con un agujerito en el centro y prueba a introducir una moneda…¡escucharás los sonidos de los cuatro animales al son de quiquiriquiii, guauu guauu, miauuu…(del burro no preguntes porque no sé imitarlo ?).

Se trata de una iniciativa humanitaria y el dinero recaudado es destinado a obras de caridad.

¿Qué visitar en Bremen en un día? 7 lugares que no puedes perderte

El verdadero encanto de Bremen no reside en la famosa escultura ni en los músicos del cuento, sino en el ambiente que se respira en sus calles llenas de historia.

Estos siete lugares son IM-PRES-CIN-DI-BLES si visitas Bremen:

flecha La catedral de San Pedro en la plaza del Mercado

No voy a aburrirte con historias, reyes, años y demás parafernalia ya que dentro de media hora no te vas a acordar de, absolutamente, nada.

Sólo tienes que saber que he visto muuuuuuuuchas catedrales y ésta me dejó con la boca abierta con sus imponentes torres puntiagudas.

Su interior es bastante austero con pocas figuritas de ángeles, arcángeles y requete-ángeles ya que pertenece al rito luterano.

bremen alemania

flecha El Ayuntamiento

Junto a la catedral, el ayuntamiento gótico, es otro de los iconos arquitectónicos de la ciudad.

Si sabes un poquito de arte, al ver la foto puede que estés pensando: ”si esto de gótico no tiene nada, esa fachada es más renacentista que Guardiola del Barça”.

Pues sí, mientras que el resto del ayuntamiento es gótico, la fachada fue renovada en el estilo de la época para hacerle competencia en belleza al edificio que tiene justo enfrente: la Cámara de Comercio.  

Por 5 lereles (euros) puedes visitar su interior en los siguientes horarios: de lunes a sábado, a las 11, 12, 15 y 16 horas y los domingos a las 11 y 12 horas.

bremen alemania

El ayuntamiento, en sus “partes bajas”, esconde un tesoro: las bodegas o Ratskeller (parece que a los alcaldes y concejales bremenses les gustaba darle al pimple…como a Rajoy…¡viva el vino!)

Hoy en día la bodega, además de albergar ricos caldos de uva, es un restaurante bastante curioso ya que puedes darte el gusto de comer o cenar en uno de los “reservados” donde, antiguamente, los concejales llevaban a cabo sus acuerdos en la más estricta intimidad.

Se trata de una especie de confesionarios privados muy pequeños (máximo 4 personas o 5) que te trasladan 300 años atrás, un verdadero viaje al pasado.

alemania turismo
que ver en bremen

flecha La estatua de Roland

Ni perro, ni burro, ni gato, ni gallo…al que más quieren los bremenses es a Rolando.

Ojo, Rolando, NO Ronaldo (igual alguno le quiere más a este último pero ese es otro tema ?).

Se trata de una escultura en piedra de más de 10 metros que se encuentra en la plaza del Mercado frente al ayuntamiento.

Data del año 1405 y se ha mantenido en pie hasta nuestros días superando guerras, bombardeos y las juergas adolescentes.

flecha La Cámara de Comercio

Se sitúa frente al ayuntamiento y compite en belleza con él. ¿Qué hace una cámara de comercio tannnnnn chula, con taaaaanta historia y con tannnnnnto dinerito en Bremen?

La riqueza de esta ciudad alemana tiene mucho que ver con la Liga Hanseática.

Puede que estés dándole vueltas a la cabeza: ¿Liga Hanseática? Esa no la conozco yo…¿En esa juegan el Real Madrid contra el Barça?”.

Va a ser que no. Se trata de un liga, sí, pero no de futbolistas sino de comerciantes. La asociación surgió en el siglo XII  para defender los interés de las ciudades del mar Báltico.

El edificio está coronado con una frase que todo comercial debería tatuarse a fuego y traducida a mi “castellano salchichero” viene a decir algo así como: “Allá donde vayas, haz dinero”.

flecha La casa de la balanza

Se localiza en una de las calles que parten de la Plaza del Mercado, muy cerca de la Cámara de Comercio.

Era el lugar donde todas las mercancías debían ser pesadas para aplicarles los impuestos pertinentes antes de poder ser compradas o vendidas.

Un tatarabuelo de nuestra “querida” ? Hacienda ?.

bremen alemania

flecha La calle de los toneleros o Böttcherstrabe

Se trata de un callejón de 100 metros que comienza junto a la Cámara de Comercio y termina a orillas del río Wesser.

Repleta de museos, tiendas y bares, es uno de los rincones más turísticos de la ciudad.

Toda la calle parece un decorado de película pero no lo es. Fue construida en ladrillo rojo durante los años veinte del siglo XX por un comerciante de café, Ludwig Rogelius, inventor del café descafeinado (mamá, a este señor le debes una).

En este pasaje de cuento puedes ver, entre otros objetos curiosos, un carrillón que gira cada hora en punto, mostrando relieves de grandes conquistadores y comerciantes marítimos.

bremen alemania
bremen alemania

flecha El barrio de los pescadores: Schnoor

No te puedes ir de Bremen sin visitarlo. Se encuentra junto al río y, sin duda, es el barrio con más encanto de la ciudad.

Está formado por estrechas callejuelas y casitas enanas de los siglos XV y XVI que parecen sacadas de los dibujos de “David el gnomo”.

Imagina como son de pequeñas que una de ellas alberga un hotel de ¡UNA HABITACIÓN!

La zona está llena de pequeños cafés y restaurantes donde puedes sentarte a ver el ambiente tomando una cervecita mientras dejas volar la imaginación a cualquier cuento de tu infancia.

alemania turismo

¿Qué más puedes hacer en Bremen? 

Si ya has visitado todo lo imprescindible y te conoces Bremen mejor que el baño de tu casa…aquí tienes algunas opciones más:

  • Come, cena o alójate en un barco como si fueras un pirata. El barco velero Alexander Von Humboldt fue construido en 1906, ha navegado varias veces por el Atlántico y ahora pasa su merecida jubilación junto al río Wesser, en el barrio Ueberseestadt.
  • Descubre la parte más holandesa de bremen contemplando su famoso molino.
  • Date un paseo por la “calle de los cerdos” y hazte la típica foto con la escultura de los marranos como si tuvieses 3 años ?. Tanto esta escultura como el molino de Bremen se encuentran situados entre el centro histórico y la estación de trenes.
  • Pasea por la zona más marchosa de la ciudad: el Biergarten en el muelle Schlachte. Aquí se localizan la mayoría de restaurantes y cervecerías y si visitas la ciudad en Navidad, podrás disfrutar de un mercado navideño al estilo de la Edad Media.

que ver en bremen
bremen alemania

Como puedes ver, el norte de Alemania esconde tesoros espectaculares como esta ciudad de cuento.

¡Apunta Bremen en tu listado de lugares que visitar antes de morir y vete buscando vuelos!

Datos útiles para acabar

lonely planet alemania
Blog de Viajes Mochileros

6 Comentarios

  • Francesc Villà dice:

    Si se dispone de un par de dias más, recomiendo una visita a Bremerhaven (puerto a la desembocadura del rio) sin perderse el museo del Clima y el Museo de la Emigración. Están en la zona portuaria uno al lado de otro.
    Por otra parte la visita al Denkor Bunker Valentin, en Bremen Farge es impresionante. Un bunker de cemento armado de cuatrocientos metros de longitud, previsto para el montaje y camuflage de nueve submarinos al mismo tiempo, construido por los nazis con prisioneros de un campo de concentración contiguo. No llegó a utilizarse, antes acabó la guerra.

    • Marta dice:

      ¡Hola Francesc!

      Madre mía, ¡te conoces la zona mejor que un bremense! ?

      Me apunto todo lo que comentas por si tengo la suerte de volver por el norte de Alemania. Bremenharven lo tuvimos que dejar fuera porque no nos daba tiempo…

      Muchas gracias por pasarte un ratito por el blog, ¡un abrazote! ?

  • Natalia dice:

    Que resumen más bueno!!! Vamos q me voy día días a Bremen y me he solucionado la visita. Muchas gracias

    • Marta dice:

      ¡Hola Natalia!

      Me alegro mucho de que te venga bien el artículo para preparar tu viaje.

      ¡Bremen me encantó! ¿Vas a visitar alguna otra ciudad cercana o sólo Bremen?

      Un saludooo

  • Aitor Basterra dice:

    Hola, no tendrás forma de contacto de la guía de Bremen, Maritza Nàyade Barrueta

    Era buena guía, tenía buenos conocimientos de historia y arte?

    Gracias y saludos
    Aitor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *